Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Políticos a favor y en contra de la nueva camiseta de la Roja

A Pablo Iglesias le gusta, a Girauta no tanto. La similitud entre el estampado del equipamiento y la bandera republicana ha suscitado comentarios a uno y otro lado del espectro político

Camiseta seleccion española
Captura de la página web de Adidas donde se vende la nueva equipación de la selección española.

La camiseta de la selección española de fútbol es una de tantas cosas que le gustan a Pablo Iglesias y a Juan Carlos Girauta no. Su último desacuerdo se basa en que el estampado de la prenda, presentada ayer, recuerda a la bandera republicana.

"Hacía tiempo que la selección española no vestía una camiseta tan bonita. Tod@s con la roja", tuiteó el líder de Podemos, seguido de un sonriente emoticono. Lejos de ser un forofo del nuevo diseño, el portavoz de Ciudadanos mostró su rechazo con un escueto "¿En serio?".

Más prolijo fue el coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, en su cuenta de Instagram, donde celebró lo que considera una feliz coincidencia ya que la camiseta le recuerda "a ese intento republicano de ampliar los colores de la corona de aragón (que son base de la bandera catalana y también de la rojigualda) para incluir el morado de Castilla".

Por su parte, Gabriel Rufian, de ERC, retorció el asunto para llevarlo a su terreno ya que las hombreras y una estrella que también decora la prenda podrían remitir a senyeras y esteladas. Su primer chiste jugaba con la posibilidad de que los partidos "constitucionalistas" le aplicasen el 155 a Adidas.

En otro tuit, también apuntando al tema catalán, Rufián relacionó la indignación de algunos en Twitter por la camiseta con la falta de ella por el encarcelamiento de catalanistas.

Curiosamente este chiste de Rufián fue presagiado unas horas antes por otro usuario de Twitter. "Rufián en 3, 2, 1... Os molesta más el morado de una camiseta que que haya personas encarceladas por sacar urnas a la calle", escribió Pablo Ayuso, adelantándose al ingenio del diputado independentista con clarividencia, como señaló un tercer tuitero.

Ni morada, ni de candente actualidad

Sin embargo, la polémica camiseta, lejos de inspirarse en la actual situación política, tiene su origen en la nostalgia. Según Adidas, su estampado emula al de la equipación con la que España disputó el Mundial de Estados Unidos 94 (así la lucía Luis Enrique).

La franja lateral de rombos tampoco es roja, amarilla y morada, como la bandera republicana, sino roja, amarilla y azul, aunque este último, en combinación con el fondo rojo produce el efecto óptico del color morado.

Ello no ha impedido las airadas críticas en su contra por parte de opinadores como Alfonso Ussía ("fea a rabiar", "nada respetuosa con la realidad"), Hermann Tertsch ("¡Pero qué basura de camiseta es esta!") o Ana Rosa Quintana ("independientemente de si parece o no republicana, yo creo que es fea. Hay que cambiarla").

Juan Luis Larrea, presidente de la Federación, ha declarado además al diario deportivo AS, que ha recibido "quejas desde lo más alto". "Al Gobierno no le hace gracia ni el lío ni la camiseta, pero la cosa no tiene fácil solución", admitió el directivo ya que la prenda está disponible en miles de puntos de venta (y en la web de Adidas, por entre 70 y 130 euros dependiendo de la calidad). En sus declaraciónes a AS, Larrea no descartó  "seguir usando el modelo antiguo hasta que pase la tormenta".

La camiseta republicana de verdad

Políticos a favor y en contra de la nueva camiseta de la Roja

Pablo Iglesias la ha sudado más de una vez en algún partidillo. La camiseta de una hipotética selección de la república española existe y se vende en una tienda de madrileña que se ha puesto de moda entre la izquierda: 198, unonueveocho, ubicada en el barrio de Malasaña. El eslogan de la marca es "ropa para cambiarlo todo" y también tienen prendas con lemas como "Refugees welcome" o "Ni una menos". La camiseta de la selección republicana la empezaron a vender en 2013 y cuesta unos 40 euros.

Más información