Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso pone coto a los precursores de explosivos

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, promueve el proyecto de ley para controlar la disponibilidad de determinadas sustancias a particulares

Estado en el que quedó la casa de los terroristas tras la explosión en Alcanar.
Estado en el que quedó la casa de los terroristas tras la explosión en Alcanar.

Los 400 litros de acetona, las 129 bombonas de butano y los 15 pulsadores, entre otros componentes hallados en la casa de Alcanar que sirvió de base de operaciones a la célula yihadista que atentó en Cataluña el pasado mes de agosto, terminaron de obligar al ministerio del Interior a promover un mayor control de los productos utilizables para la fabricación de explosivos, más conocidos como precursores. Los terroristas, que compraron todos esos componentes en tiendas de Tarrasa, pretendían fabricar grandes cantidades de triperóxido de triacetona (TATP), un explosivo utilizado habitualmente por el ISIS (Estado Islámico en sus siglas en inglés) y popularmente conocido como "Madre de Satán".

Este jueves se ha aprobado en el Congreso el Proyecto de Ley sobre precursores de explosivos, en respuesta a las recomendaciones que en su día hizo el Comité permanente sobre precursores, creado en el seno de la UE, que se encargó de estudiar medidas y elaborar las recomendaciones relativas a la normativa de los precursores de explosivos disponibles en el mercado.

"Eran normas claras sobre la puesta a disposición, la introducción, posesión y utilización de sustancias o mezclas que las contengan susceptibles de utilizarse de forma indebida para la fabricación ilícita de explosivos", ha declarado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante su comparecencia en el Congreso.

"El objetivo, como saben, es limitar la disponibilidad para los particulares y garantizar la adecuada comunicación de las transacciones sospechosas en todas las fases de la cadena de suministro. Algo fundamental a la hora de prevenir determinadas actuaciones terroristas", ha añadido. Y ha recordado que el pasado lunes, en la reunión del G6 celebrada en Sevilla, y a la que asistieron Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Polonia, con la presencia de la Unión Europea y del Reino Unido, se habló claramente de la necesidad de un mayor control aún de los precursores de explosivos.

"Dada la evolución en el tipo de artefactos empleados en los últimos ataques terroristas, creemos que merecen especial atención aquellos productos de uso doméstico que combinados sirven para fabricar explosivos", señaló. "Es más, el Comisario King avanzó en esa reunión del G6 que la Unión Europea está estudiando y valorando las distintas medidas para reforzar la legislación que limite aún más el acceso a los precursores, fundamentalmente a través del refuerzo de los controles".

En este sentido, se presentará una nueva propuesta en materia de Seguridad de la Unión Europea por la que se va a solicitar el refuerzo de las actividades de los Estados Miembros en materia de licencia y registro para la compra de materiales susceptibles de ser utilizados como precursores.