Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bloqueado el WhatsApp desde el que ANC y Òmnium movilizan a sus bases

Un informe de la Guardia Civil lo señala como un elemento clave en los altercados callejeros del 20 de septiembre

Un hombre sostiene una estelada junto a una pancarta de "Rajoy dimisión" durante la huelga general en Barcelona.
Un hombre sostiene una estelada junto a una pancarta de "Rajoy dimisión" durante la huelga general en Barcelona. AFP

La web www.cridademocracia.cat/whatsapp, utilizada por las entidades soberanistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para gestionar la cuenta de mensajería instantánea de WhatsApp con la que convoca a sus bases a participar en concentraciones callejeras, ha sido bloqueada recientemente por la Guardia Civil por orden judicial. Esta página permitía a ambas organizaciones centralizar las peticiones para ser incluido en el chat a través del cual impartían instrucciones para movilizar y organizar a miles de independentistas "en caso de necesidad", según recoge que el informe del Instituto armado entregó el pasado viernes en la Audiencia Nacional.

Según dicho documento policial, desde dicha web se invitaba a los que accedían a ella a sumarse a un grupo de difusión llamado WhatsappCridaDemocracia a través del cual se distribuyeron desde el 28 de agosto "numerosas alertas que invitaban a la movilización, participación en el referéndum, ocupación de vías públicas, pega de carteles del referéndum, etc." mediante la popular red de mensajería instantánea. Los mensajes eran remitidos desde un número con prefijo de Alemania.

Este martes, fecha clave para los independentistas, esta web ha estado bloqueada, según ha podido constatar EL PAÍS. El informe de la Guardia Civil entregado a la juez Carmen Lamela destacaba que a través de este servicio de mensajería ANC y Òmnium movilizaron los días 20 y 21 de septiembre a sus bases para que se concentraran ante la sede del Departamento de Economía, donde agentes del Instituto armado realizaban un registro dentro de la Operación Anubis.

Así, el documento policial detallaba que el primero de esos días "se recibieron alertas de que la Guardia Civil estaba realizando registros en diferentes edificios oficiales de la Generalitat de Cataluña alentando a la gente para hacer Concentracions ara mateix per aturar a la Guardia Civil [Concentraciones ahora mismo para parar a la Guardia Civil], que posteriormente desembocaron en el sitio de la comitiva judicial en la Secretaria de Vicepresidencia Economía y Hacienda".

Ese mismo día, poco antes de las 11.30 de la mañana, se difundió en ese grupo de WhatsApp otro mensaje "en el que se indicaba que la concentración había que hacerla concretamente en Rambla Catalunya con Gran Vía, coincidiendo el contenido de este mensaje con las indicaciones que había realizado desde la puerta del Departamento de Economía, minutos antes, Jordi Sánchez [presidente de la ANC, e imputado por sedición en la Audiencia Nacional]".

Un día después, el canal de mensajería servía a las dos entidades soberanistas para convocar "una movilización permanente delante del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya para reclamar la libertad de los detenidos". Los agentes destacan que "dicha convocatoria ya había sido comunicada por Jordi Cuixart [presidente del Òmnium y también imputado] durante el parlamento realizado junto a Jordi Sánchez, sobre un vehículo oficial de la Guardia Civil la madrugada de los días 20 al 21 de septiembre". Ese día también se utilizó para pedir a los integrantes del grupo que imprimieran carteles a favor de la consulta ilegal.

La Guardia Civil destacaba en el documento que las alertas enviadas a través de este grupo de WhatsApp se mantuvieron los días siguientes. El día 29 de septiembre, dos antes de la celebración del referéndum ilegal, los mensajes enviados a través de este grupo de WhatsApp pedían estar "todos conectados" para recibir instrucciones concretas y así poder reaccionar "inmediata y masivamente contra cualquier ataque".

Un día después, se insistía a las bases de ANC y Òmnium en la necesidad de "estar organizados para recibir instrucciones concretas". Horas después, con sus mensajes se informaba de que "había que estar en los colegios electorales a las 5.00 horas, después de las informaciones de los medios de comunicación de que los Mossos d'Esquadra tenían orden de cerrar los colegios a partir de las 6.00 horas", se lee en el informe de la Guardia Civil.

El 1 de octubre, poco después de las cinco y media de la madrugada, se instó a través de este sistema de mensajería instantánea a "ponerse delante de las escuelas" para "proteger el referéndum". Poco después de las 8 de la mañana se transmitió la información de que "el Govern había desarrollado un sistema por el cual se podrían votar en cualquier punto de votación". También se avisó de que había que "proteger los colegios durante todo el día" y se hicieron llamamientos para seguir votando aunque se hubiera sobrepasado la hora fijada para finalizar el referéndum.

Este grupo de WhatsApp siguió funcionando tras la consulta. A través de él se hizo un llamamiento el 2 de octubre para que se realizaran concentraciones al mediodía a las puertas de los centros de trabajo. También se avisó de la huelga general que tuvo lugar al día siguiente.

Más información