Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana: “Los líderes catalanes han hecho caso omiso a los procedimientos democráticos”

El exsecretario general de la OTAN cita a Orwell: "Una vez dijo que 'el nacionalismo es hambre de poder templado con el autoengaño"

Un hombre, al volante de un tractor, porta una bandera independentista, este viernes.
Un hombre, al volante de un tractor, porta una bandera independentista, este viernes. REUTERS

"Nuestro consenso nacional ha funcionado durante 40 años. Ahora está siendo desafiado por la irresponsable iniciativa del gobierno catalán para un referéndum sobre la independencia", sentencia Javier Solana, exportavoz del Gobierno español y exsecretario general de la OTAN, en un artículo publicado en The New York Times, donde subraya que los catalanes "son libres" de defender cualquier punto de vista que ellos deseen. Y añade: "El problema con el movimiento por el referéndum es que los líderes catalanes han hecho caso omiso a los procedimientos democráticos".

"El Gobierno de Madrid y los tribunales dictaminaron que es ilegal. Pero los partidos políticos secesionistas han acelerado sus planes inconstitucionales", añade el exministro español en un texto donde también acusa a las formaciones independentistas de "romper" con las reglas del procedimiento parlamentario.

"España es una democracia altamente funcional. Freedom House ha otorgado a nuestro país su puntuación más alta en materia de derechos políticos y civiles. The Economist sitúa a España entre las 'democracias plenas' del mundo. Como alguien que fue perseguido por el franquismo por mis convicciones políticas, nunca soñé con tal éxito democrático", continúa Solana: "Pero, ahora, las autoridades catalanas están poniendo en riesgo este notable éxito".

En su texto, el exdirigente socialista también cita en su texto al escritor George Orwell: "Una vez dijo que 'el nacionalismo es hambre de poder templado con el autoengaño'. El nacionalismo extremo catalán no es una excepción de la regla orwelliana".

"Deberíamos abordar este reto con toda la fuerza de nuestros valores y con el peso de nuestras leyes e instituciones democráticas. Y deberíamos también tener una conversación franca y constructiva sobre los errores que todas las partes han cometido en los últimos años, y cómo superarlos", remacha Solana en su escrito, donde concluye: "A lo largo de mi vida, he sido testigo de la fragmentación de muchos países y no puedo concebir que eso ocurra en la Unión Europea de hoy. Espero que el diálogo prevalezca y que resolver esta crisis sea una oportunidad para mejorar nuestro sistema democrático y fortalecer nuestras instituciones".