Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zoido recorta un 20% el número de medallas policiales con recompensa económica

La Policía entregará este año 154 de estas condecoraciones pensionadas frente a las 191 del último año de Fernández Díaz

Juan Ignacio Zoido, en un acto público en Instituciones Penitenciarias este viernes.
Juan Ignacio Zoido, en un acto público en Instituciones Penitenciarias este viernes. EFE

Juan Ignacio Zoido ha dado un tijeretazo al número de medallas con recompensa económica que se entregan cada año a los policías con motivo de la festividad de los Ángeles Santos Custodios, patrón del Cuerpo Nacional de Policía. Según el listado de condecorados incluidos en una orden general de este viernes a la que ha tenido acceso EL PAÍS, el próximo mes de octubre recibirán la cruz con distintivo rojo 154 agentes, frente a los 191 del año pasado. Estas distinciones llevan aparejadas una subida salarial del 10 % del salario base del agente y el año Interior gastó 17,8 millones de euros en pagar estas recompensas económicas que se van acumulando año tras año.

Según los listados de las medallas que se conceden con motivo de la celebración del patrón de la Policía, en los últimos ocho años se han dado 1.199 cruces rojas. En 2010, con el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba al frente de Interior, se repartieron 133. Al año siguiente, su sucesor, Antonio Camacho, rebajó la cifra a 121. El primer ejercicio con el PP de Mariano Rajoy en el Gobierno, la cifra descendió de manera significativa, hasta las 97. Fue algo puntual. A partir de entonces, el número de condecoraciones pensionadas no ha dejado de crecer con Jorge Fernández Díaz al frente de Interior. En 2013 fueron 138. Al año siguiente, 173. Solo doce meses más tarde ascendieron a 192, el récord. En 2016 fueron 191. Casi el doble que al comienzo de la legislatura.

Diez medallas en Badajoz

La Policía aprovecha la celebración de su patrón para entregar medallas a personas ajenas a la institución que se han distinguido por su apoyo a esta. Este año, el listado incluye la concesión de varias a cargos del Ayuntamiento de Badajoz -la institución de la que procede el actual director general de la institución, Germán López Iglesias- y otras personalidades de la provincia. Así, el máximo responsable de la Policía ha concedido la cruz con distintivo blanco (que no lleva aparejado ningún tipo de recompensa económica) al actual alcalde del municipio, el popular Francisco Javier Fragoso; a su antecesor, el también dirigente del PP Miguel Ángel Celdrán; al superintendente, un oficial y un agente de la policía local; al fiscal jefe provincial, Juan Calixto Galán; a un responsable del centro penitenciario de Badajoz; al director de un gran centro comercial de la capital pacense; al cónsul honorario de Uruguay para la provincia, y a la mujer que ejerció de madrina en el acto de entrega a la policía de la enseña nacional celebrado en la ciudad. En total, diez medallas.

Algunas de esas medallas también han estado rodeadas de polémica por la identidad de los agraciados. La documentación remitida por la Dirección General de la Policía a la comisión de investigación del Congreso sobre la policía patriótica reveló que Fernández Díaz había recompensado a varios de los presuntos integrantes de este grupo con estas medallas pensionadas entre los años 2013 y 2016. Su concesión fue justificada en varios de los casos por sus “meritorias trayectorias profesionales”. En otros, por un “meritorio hecho concreto” que, sin embargo, no se detallaba. En el auto en el que el juez José de la Mata enviaba su investigación sobre el pendrive fantasma del caso Pujol a los Juzgados de Plaza de Castilla sugería a Interior que retirase al comisario Eugenio Pino la que recibió tras jubilarse.

Varias organizaciones de agentes llevan años denunciando el reparto de estas medallas pensionadas. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) considera que Interior hace un reparto “arbitrario” que beneficia en un porcentaje mayor a los mandos. Una reciente sentencia de la Audiencia Nacional obliga a Interior a hacer públicos los expedientes, hasta ahora secretos, con los que justifica las codiciadas cruces con distintivo rojo.

Más información