Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno acusa a Puigdemont de “buscar en manifestaciones callejeras la legitimidad que no tiene”

Méndez de Vigo defiende la estrategia del Ejecutivo frente a las quejas del Govern

Iñigo Méndez de Vigo, en una imagen de archivo.

Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno, ha acusado este miércoles a Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat, de "buscar en manifestaciones callejeras la legitimidad que no tiene". En una comparecencia de apenas dos minutos tras la que no ha aceptado preguntas, el también ministro de Educación ha empleado un tono duro para referirse al Gobierno de la Generalitat, al que considera secuestrado por la CUP.

"Ante las declaraciones que acaba de hacer el señor Puigdemont, el Gobierno quiere recalcar que lleva tanto tiempo a las órdenes de la CUP que se ha olvidado de los fundamentos de la democracia", ha dicho Méndez de Vigo, que ha hecho una encendida defensa de la labor del Tribunal Constitucional, de los jueces y de los fiscales. "Nadie está por encima de la ley", ha recalcado. "Cuando alguien pretende ponerse por encima de la ley, o al margen, el Estado tiene el deber, y actúa, en defensa de los derechos de todos. Insisto, de todos, no solamente de una parte", ha argumentado. "Eso es democracia", ha añadido. "Lo que no es democracia es desobedecer las leyes y buscar en manifestaciones callejeras una legitimidad que no tiene", ha asegurado en referencia a las protestas de miles de personas en Cataluña. Y ha recalcado: "El Gobierno respeta mucho más que nadie el autogobierno de Cataluña, con el que ha colaborado siempre lealmente".

El Ejecutivo ha respondido así a las palabras de Puigdemont, que ha acusado al Estado de "suspender de facto el autogobierno [de Cataluña] y aplicar el Estado de excepción" tras la detención de una docena de personas presuntamente implicadas en la organización del referéndum. Esa operación policial ha provocado que miles de personas se concentraran frente a las sedes de organismos oficiales que estaban siendo registradas por la Guardia Civil. También ha habido una dura contestación en el Congreso, donde ERC, el PDeCAT y En Comú Podem han abandonado el pleno en señal de protesta.

Más información