Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy, a los independentistas: “Nadie va a liquidar la democracia española”

"En un día, pretenden liquidar la Constitución y la soberanía nacional", dice el líder del PP

Rajoy, durante su discurso.

Mariano Rajoy advirtió este sábado a los independentistas catalanes de que el Gobierno actuará “con toda la fuerza de la ley” y con “total firmeza y determinación” para impedir el referéndum ilegal del 1 de octubre. Los soberanistas quieren tramitar la próxima semana en el Parlament la ley que articularía esa consulta. “En un día, pretenden liquidar la Constitución y la soberanía nacional. No lo van a hacer”, subrayó el presidente. “Nadie va a liquidar la democracia española”.

Ante la posibilidad de que los independentistas aprueben la ley del referéndum la próxima semana, el presidente del Gobierno endureció el tono y llenó de advertencias su discurso de clausura en la reunión interparlamentaria del PP celebrada en Valencia.

“Haremos cumplir la ley con toda la fuerza de la ley, sin levantar la voz, con moderación, con proporcionalidad y con total firmeza y determinación”, advirtió Rajoy. “Esta semana que entra se pretende calificar en un día la proposición de ley del referéndum, incluirla en un orden del día [de la sesión plenaria del Parlament] en el que no está, privar a la oposición de su derecho a enmendar el proyecto y de ir al consejo de garantías estatutarias”, siguió sobre el calendario previsto por los secesionistas. “En un día, pretenden liquidar la Constitución y la soberanía nacional. No lo van a hacer. Tengan la total y absoluta certeza”, añadió. “Sería buena cosa que algunos, los que están al frente de esta operación, desconecten de la insensatez, de la ilegalidad y de las absurdas amenazas de imponer una autocracia”.

Más de 2.000 millones para el AVE

El Boletín Oficial del Estado publicará el lunes dos licitaciones correspondientes a la redacción de los estudios informativos del tramo de alta velocidad entre Valencia y Castellón y también del túnel pasante en Valencia. Así lo anunció ayer Mariano Rajoy, quien aseguró que las inversiones presupuestadas superarán los 2.000 millones de euros.

El Ministerio de Fomento ya había anunciado el 5 de julio que las obras para hacer posible el trayecto entre Barcelona y Valencia comenzarían en 2019 con un coste de 1.170 millones. Con ellas, el llamado Corredor Mediterráneo ahorraría una hora del trayecto actual, de tres horas, entre las dos ciudades.

Con Rajoy al frente, la plana mayor del PP se reunió este sábado en Valencia. Era la primera vez que se citaban allí desde el estallido del caso Gürtel. Pero, a menos de un mes para el 1 de octubre, en la cita interparlamentaria del partido no hubo ninguna referencia a la lucha contra la corrupción. Cataluña y la estrategia del Ejecutivo para responder a los independentistas centraron la mayoría de las intervenciones. Está en juego, dijo Rajoy, impedir “que un puñado de gente instalada en el extremismo” logre “la voladura de la Constitución”.

El Gobierno recurrirá la ley del referéndum y la ley de transitoriedad jurídica de los soberanistas en cuanto sean admitidas a trámite por la Mesa del Parlamento catalán o aprobadas en cualquier órgano parlamentario o gubernamental —previsiblemente, este miércoles—. Al tiempo, desde el Ejecutivo se recuerda que los políticos soberanistas se arriesgan a ser inhabilitados si dan ese paso. Finalmente, distintos ministros consultados por este diario no descartan que el Gobierno acabe aplicando el artículo 155, que le permitiría “obligar” a la Generalitat a cumplir la ley, aunque destacan que sería el último recurso.

Reunión con Lilian Tintori

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, recibirá este martes a Julio Borges, presidente la Asamblea de Venezuela, y a Liliam Tintori, esposa de Leopoldo López, opositor venezolano encarcelado.

La cita de Rajoy refuerza el posicionamiento del Ejecutivo y del PP, que han explicitado su apoyo a la oposición venezolana en el conflicto interno que vive el país americano, roto entre seguidores y detractores al presidente Nicolás Maduro.

El debate interno en el PP sobre la aplicación de esta previsión constitucional crece según avanza la cuenta atrás hasta el 1 de octubre, fecha elegida para celebrar el referéndum. A ningún representante del partido se le pasan por alto declaraciones como las que hizo ayer Jordi Turull, el portavoz de la Generalitat: “Si para el Estado español la solución final es el tanque, ya hemos ganado”. No obstante, con el 1 de octubre ya en el horizonte, el tiempo de las decisiones se acerca a toda velocidad. “La democracia actuará con todas sus armas” para detener el reto independentista, apuntó el viernes la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Mensaje a los extremistas

El Gobierno quiere reaccionar rápidamente a cualquier iniciativa de la Generalitat para lograr que en Cataluña no convivan “ni por un segundo” dos legalidades paralelas: la vigente y la que proponen los independentistas.

“A los extremistas yo solo les diré una cosa”, se despidió Rajoy, rodeado por decenas de diputados y senadores del PP. “Mi obligación como presidente es gobernar y de ninguna manera estoy dispuesto a abdicar de ella. Mi obligación, y la de todos los gobernantes, es cumplir y hacer cumplir la ley. Y la ley va a prevalecer. Vamos a preservar la unidad de España. Que a nadie le quepa la más mínima duda. Vamos a garantizar el respeto a nuestro texto constitucional. Nadie va a liquidar la democracia española”.

España impulsa un estatuto internacional de las víctimas en Europa y la ONU

Mariano Rajoy ha resumido a los diputados autonómicos, diputados nacionales y senadores del PP reunidos en Valencia los resultados de la reunión que mantuvo el lunes en París con sus homólogos de Francia, Alemania e Italia. Los ministros de Interior del G-6 que forman esos cuatro países, Polonia y Reino Unido se citarán en España, como los jefes de sus servicios de espionaje, para combatir el terrorismo con "unidad".

"Vosotros, como parlamentarios, tenéis una labor muy importante", ha dicho Rajoy. "Antes de un año, debemos culminar la trasposición de dos medidas europeas clave para luchar contra el terrorismo. Una que actualiza la legislación a los nuevos métodos que utilizan los terroristas y otra que refuerza el control de las armas de fuego, incluidas las que se poseen de forma legal, para impedir que estas caigan en manos de redes criminales", ha añadido. "El eje en el que España puede ayudar más en esta lucha de la civilización contra la barbarie es el de reforzar la ayuda a las víctimas", ha continuado. "Planteamos dos medidas: un estatuto internacional de la víctima que defendemos en el Consejo Europeo y en el Consejo de Seguridad de la ONU y una carta europea de derechos de las víctimas".

Con toda probabilidad estos serán algunos de los temas que Rajoy lleve en la agenda con la que acude a finales de septiembre a Estados Unidos, donde se ha citado con el presidente Donald Trump.