Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP recupera la alcaldía de Marbella tras prosperar su moción de censura

La senadora popular Ángeles Muñoz regresa como regidora tras un paréntesis de dos años

La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), junto al regidor saliente, José Bernal (PSOE).
La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz (PP), junto al regidor saliente, José Bernal (PSOE).

El PP vuelve a gobernar Marbella tras prosperar esta mañana la moción de censura presentada contra el tripartito liderado por el socialista José Bernal, que ha gobernado con el apoyo de la marca local de Podemos (Costa del Sol Sí Puede). La senadora popular Ángeles Muñoz, que ya fue alcaldesa de este Ayuntamiento malagueño tras las elecciones de 2007 y 2011, ha recuperado la vara de mando con el apoyo de los dos concejales del grupo independiente Opción Sampedreña (OSP).

Los dos partidos, PP y OSP, suman 15 concejales, mayoría absoluta en la Corporación municipal. Esa estabilidad, frente a la necesidad que hasta ahora existía de poner de acuerdo a cuatro grupos (la tercera pata del tripartito era IU), es uno de los principales argumentos esgrimidos por los firmantes de la moción de censura. “Existe la posibilidad de otorgar un gobierno de mayoría estable”, ha alegado la nueva alcaldesa en el Pleno extraordinario. El PP obtuvo 13 concejales en las últimas elecciones municipales, resultado del que Muñoz ha echado mano constantemente para reivindicar su legitimidad al promover un cambio en Marbella (140.744 habitantes).

“No quiero decir que este gobierno no sea legal, pero creo firmemente que para ser alcalde o alcaldesa, antes se tiene que lograr el apoyo mayoritario de los vecinos y ganar las elecciones”, ha añadido. El alcalde socialista saliente, José Bernal, le ha replicado: “Me voy tranquilo, siendo consciente de que jamás he hecho nada que pudiera merecer censura alguna”, ha dicho antes de desear "suerte" al nuevo bipartito.

El ya exalcalde ha insistido desde el pasado 14 de agosto, día en que se registró la moción de censura, que los motivos para impulsarla no han sido aclarados. La llave de gobierno en Marbella la tiene desde los comicios de 2015 Opción Sampedreña, un grupo que pelea por dotar de más autonomía a este núcleo de población con algo más de 40.000 habitantes. En aquella ocasión se decantó por el bloque de izquierdas y en la revisión del pacto, más o menos a mitad de mandato, decidió continuar en el tripartito liderado por el PSOE.

Esto ocurrió el pasado 1 de agosto y la sorpresa saltó solo 10 días más tarde, cuando el grupo independiente se ofreció al PP para impulsar una moción de censura, que prosperó ayer. Opción Sampedreña culpó de su cambio de criterio al grupo Costa del Sol Sí Puede, al que empezó a tachar de “lastre” porque unos días antes había amenazado con no apoyar el Presupuesto de 2018. Gracias al acuerdo con el PP, OSP logra que se ponga en marcha el mecanismo para avanzar en la descentralización de competencias, algo que beneficia a San Pedro Alcántara, y se asegura 18 millones de las inversiones en las cuentas del año que viene.

El Pleno ha contado con numeroso público que vitoreó o abucheó según intervenía su favorito. La frase más gruesa, sin embargo, la pronunció la edil del PSOE Ana Leschiera, integrante de la mesa de edad, que, al proclamar el resultado de la votación, ha espetado: “Normal que estén contentos, vuelven al cortijo…”.

Más información