Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El momento de la segunda explosión de Alcanar

El viajero Agustín Chaler captó el instante en que voló por los aires de nuevo la casa que había sido cuartel de los terroristas

Atentados Barcelona Ampliar foto
Segunda explosión en el chalet de Alcanar que usaban como base los terroristas de Ripoll.

Debía haber unas 120 embarcaciones a esa hora del 17 de agosto en la bahía de Alcanar, poco antes de la una de la tarde. Agustín Chaler, viajero profesional, navegaba en ese momento hacia el restaurante Muscularium, donde sólo puede accederse por barco. “Creíamos que era una explosión de la cantera, en esa zona hay una de la cementera Cemex y podía tratarse perfectamente de una acción en una parte del silo”. Pero era la segunda explosión en el chalé donde la célula yihadista preparó los atentados en Barcelona.

De repente se oyó un estallido que retumbó mar adentro. Pocas cosas ha oído igual. Y eso que no le quedan muchos parajes por descubrir. Este arquitecto vive ahora recorriendo el mundo. De hecho, su último gran viaje fue el año pasado, donde se tiró 11 meses recorriendo el Himalaya. “Empecé en Pakistán, incluso visité Abbottabad, la ciudad donde abatieron a Bin Laden”. Un mundo, el de hoy, que carga en su definición global la palabra terrorismo.

Chaler vive en Vinaroz, de donde partió ese día en barco. Indica también que es en el mismo área donde en julio de 1978, un camión cisterna provocó la muerte de 243 personas en al camping de Los Alfaques, a causa de lo que transportaba: propileno licuado. “No debe haber ni un kilómetro de distancia entre ambos lugares unidos por ese enlace fatal”, recuerda ahora.

Más información