Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE intentará un pacto para desbloquear una docena de leyes

Proposiciones de ley de los grupos han quedado frenadas en el Congreso por falta de acuerdo

El PSOE intentará desbloquear desde esta semana una docena de reformas legales que están atascadas en el trámite del Congreso. La mayoría se corresponden con proposiciones de ley que pretendían dar marcha atrás a normas de la legislatura de la mayoría absoluta del PP, que ya han sido admitidas a trámite en el pleno pero que están paradas por falta de acuerdos con otros grupos, especialmente, con Podemos y Ciudadanos.

La portavoz del PSOE, Margarita Robles, conversa con Alberto Garzón, de Unidos Podemos.
La portavoz del PSOE, Margarita Robles, conversa con Alberto Garzón, de Unidos Podemos.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, tiene previsto reunirse esta semana con Pablo Iglesias (Podemos) y con Albert Rivera (Ciudadanos), con la idea de que en este momento es imposible formar una mayoría alternativa al Gobierno de Mariano Rajoy pero sí es posible abordar reformas legales que reviertan las de la mayoría absoluta del PP.

El grupo socialista pretende desbloquear una serie de proposiciones de ley que están atascadas en el Congreso y que no han suscitado acuerdos suficientes para avanzar en su tramitación. Un ejemplo de esa decisión es lo que ha ocurrido esta semana con la renovación de RTVE, pactada primero con Podemos y a la que se sumó en el último momento Ciudadanos; el PP terminó por apoyarla también ante la evidencia de que perdía la votación.

Sobre esas proposiciones ha habido acuerdo en su admisión a trámite en el pleno, pero se han constatado las discrepancias en el detalle y han quedado aparcadas en una comisión, con sucesivas ampliaciones de los plazos de presentación de enmiendas.

El caso más simbólico es el de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza: la proposición del PSOE y la del PNV para reformar esa norma pasaron el 22 de marzo el trámite de toma en consideración, pero quedaron atascadas con sucesivas ampliaciones de plazos de enmiendas. Todos los partidos coinciden en que hay que modificar la ley del PP, pero discrepan del alcance de la reforma; y el PP, que acepta negociarla, aún no ha tenido que hacerlo.

Otros casos pendientes son el inicio de la reforma laboral para regular las subcontrataciones, la supresión del plazo de instrucción de la ley de Enjuiciamiento Criminal, la derogación del artículo del Código Penal sobre piquetes de huelga, la ley de muerte digna o la reforma del reglamento de la Cámara baja, entre otras.

Ciudadanos tiene atascadas por idéntico motivo las reformas que tienen que ver con la regeneración, como la eliminación de aforamientos. Y esta semana se admitirá a trámite la creación del registro de lobbies.

Casos especiales son la reforma de la Ley del Tribunal Constitucional para eliminar el mecanismo de ejecución directa de las sentencias. Ese procedimiento fue creado para aplicarlo en el proceso soberanista de Cataluña; el PSOE lo recurrió, y por tanto en teoría lo quiere eliminar, pero la proposición de ley del PNV al respecto lleva ya 17 aplazamientos del período de enmiendas, pese a tener un único artículo.

Las normas que tengan que ver con la justicia, como la reforma de la fiscalía, las ha derivado el Gobierno a una subcomisión que avanza lenta. Lo mismo ocurre con la reforma de la ley electoral, derivada a la Comisión Constitucional.

Ninguna de las reformas legales podrá estar culminada antes de final de año.