Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dastis aboga por el diálogo con Rusia a pesar de las sanciones

El ministro de Exteriores defiende la política de "doble enfoque" con Moscú

El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, este miércoles en Moscú.
El ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis, este miércoles en Moscú. EFE

El ministro de Exteriores de España, Alfonso Dastis, ha defendido este miércoles en Moscú la política de “doble enfoque” en relación a Rusia, consistente en hacer compatibles y “conciliar” el “diálogo” con este país y al mismo tiempo cumplir con las “obligaciones” y mantener la “solidaridad” como miembros de la Unión Europea.

“España insiste en que la UE debe hablar con Rusia que es un interlocutor estratégico para resolver los problemas globales que nos afectan a todos y para cuya solución Rusia es imprescindible”, ha dicho el ministro español mencionando la lucha contra el terrorismo y al cambio climático”. En el marco de la Alianza Atlántica, España abogó también por reanudar los contactos en el Consejo Rusia-OTAN.

Dastis ha realizado este miércoles la primera visita de trabajo a Moscú, donde se reunió con su colega Serguéi Lavrov, con quien ya se había entrevistado en diciembre de 2016 en el consejo ministerial de la OSCE en Hamburgo. Los ministros firmaron un plan de consultas políticas para 2017-2018, que contempla reuniones entre secretarios de Estado y viceministros para tratar sobre estabilidad estratégica, temas europeos y bilaterales así como asuntos latinoamericanos.

En una rueda de prensa conjunta con Lavrov, el jefe de la diplomacia española ha dicho que la reunión con su colega había sido “muy agradable” y “muy constructiva” y que las relaciones hispano-rusas “atraviesan un buen momento”. El ministro ruso, por su parte, ha calificado la conversación de “buena” y se refirió a España de “interlocutor fiable desde hace tiempo”, aunque, señaló que, “para nuestro mutuo pesar”, las relaciones hispano-rusas son “rehenes” de la difícil situación en el continente europeo” y en “estas condiciones aspiramos a hacer el máximo posible para preservar el capital de colaboración acumulado y no permitir que se dañe”.

Después de que Dastis se refiriera a la “solidaridad” española en el marco de la UE. Lavrov terció para opinar que esa “solidaridad” se practica “de modo unilateral” y en torno al “mínimo común denominador” que corresponde, según él, a la “minoría agresiva”.

El viaje del ministro español a la capital rusa está en sintonía con la práctica política de una parte de los países de la EU que han activado progresivamente los contactos con Rusia, negativamente afectados en 2014 por la anexión de Crimea y el apoyo a los secesionistas del Este de Ucrania. A Moscú acudió este año el presidente del Senado, Pío García Escudero, y a fines de mayo, lo hizo el ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal, que, junto con el ministro de Energía ruso, Alexandr Nóvak, presidió una reunión de la comisión intergubernamental.

Dastis dijo que el levantamiento de las sanciones impuestas por la UE a Rusia por su política en Ucrania “está supeditado a que haya progresos significativos en los acuerdos de Minsk”, el cauce de diálogo para la resolución del conflicto en los territorios secesionistas del Este de Ucrania bajo la égida de la OSCE. “Esperamos que su cumplimiento se haga realidad y podamos dar paso hacia el levantamiento de las sanciones”, ha subrayado el ministro español, quien calificó esas sanciones como “algo que nos incomoda a todos”. Dastis realizará una visita oficial a Kiev el próximo 20 de junio. Interpelado sobre la posición rusa en relación a los planes de Cataluña de realizar un referéndum independentista, Lavrov ha dicho que los procesos “dentro de España y en cualquier otro país” deben “apoyarse” en “las leyes del estado correspondiente” y el “derecho internacional”.

Los ministros pasaron revista a los conflictos en diferentes zonas del mundo, en especial en el norte de África, oriente Medio, Siria y Libia. En el caso de Siria, Dastis ha dicho haber reafirmado los compromisos con el proceso de Ginebra y en el de Libia, ha constatado su preocupación y deseo de que “no se consolide ningún tipo de fragmentación”. Sobre la situación en torno a Qatar, desencadenada por el corte de relaciones diplomáticas por parte de Arabia Saudita y otros estados del Golfo, ambos ministros han abogado por el diálogo. Lavrov ha calificado la crisis de asunto “bilateral” y manifestó que “cualquier deterioro de la situación en la región” resulta “muy peligroso”.

Más información