Gobierno

Sáenz de Santamaría: “El victimismo de Puigdemont ya no cuela”

La vicepresidenta del Gobierno critica la reunión de partidos independentistas convocada para este lunes

Rueda de prensa de Soraya Sáenz de Santamaría, en la Moncloa.SAMUEL SANCHEZ / VÍDEO: QUALITY

El Gobierno considera que Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, “alimenta un victimismo que ya no cuela” al convocar esta tarde a las formaciones partidarias de la independencia, y que lo hace porque quiere mejorar las expectativas de su partido ante un posible adelanto electoral en Cataluña. Así lo ha dicho este lunes Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno, que ha emplazado al político catalán a acudir al Congreso de los diputados a explicar “un desafío tan grave como la secesión de una parte del territorio español”. Frente al reto independentista, el Ejecutivo reclama unidad de acción a los partidos que etiqueta como constitucionalistas: PP, PSOE y Ciudadanos.

Puigdemont ha convocado este lunes a las 17.00 horas a las formaciones políticas partidarias del referéndum "para avanzar en la toma de decisiones conjuntas" respecto a su celebración, decidiendo tanto la fecha de la posible votación como la pregunta a plantear en la consulta. Además del PDeCAT, Esquerra Republicana y la CUP, entre los partidos convocados figura Catalunya en Comú, la formación que impulsa la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que no acudirá a la cita. Sí estará presente Podem, que no se ha integrado en esa confluencia de izquierdas.

“A veces uno tiene la sensación de que toda esta estrategia de anuncios de anuncios el señor Puigdemont busca la reacción de todos los demás para alimentar un victimismo que ya no cuela”, ha dicho Sáenz de Santamaría. “Le gustaría que hiciéramos público lo que haremos si sigue en esta dinámica”, ha añadido, insinuando que el Govern busca alimentar un clima favorable a su proyecto con las medidas que el Gobierno tomará para impedirlo.

“Lo que tiene que hacer el señor Puigdemont es acudir al Congreso si pretende plantear un desafío tan grave como la secesión de un aparte del territorio español”. Y ha recalcado: “El clima en Cataluña es preelectoral. Se está muchas veces instrumentalizando un proceso en el que se han metido, y que no tiene salida, para estar con otro ojo pendiente de las encuestas y de lo que pueda pasar en unas futuras elecciones. A veces da la sensación de que también están mirando mucho esa vertiente electoral”.

El enfrentamiento entre el Gobierno y la Generalitat se ha agudizado desde que EL PAÍS desveló el borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica con el que el equipo de Generalitat pretende orquestar la independencia unilateral si no consigue organizar un referéndum pactado con Rajoy.

En los últimos días, el presidente ha advertido de que la independencia "sería un trauma de consecuencias económicas terribles" y ha comparado el plan de Puigdemont “con lo que pasa en las peores dictaduras”. El político catalán, por su parte, reclamó “sentido de Estado” para pactar la consulta durante una comparecencia en Madrid.

Su previsión es dar pasos decisivos para ese referéndum en agosto, con vistas a celebrarlo a finales de septiembre. El Gobierno, sin embargo, cree que todas las posibilidades están abiertas: también la de que los partidos independentistas consensuen este lunes una fecha para la celebración del referéndum y luego acaben echándose atrás y sustituyéndolo por unas elecciones autonómicas con carácter plebiscitario.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50