Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por José Manuel Abad

La creciente amenaza del crimen organizado en Europa

Narcotráfico, cibercrimen, trata de personas... Europol detalla cómo son y cómo actúan los grupos de delincuentes en la UE

"El crimen organizado supone una amenaza clave para la seguridad de la UE. Los criminales obtienen cada año beneficios multimillonarios con sus actividades en la Unión”. La preocupante conclusión remata el último informe sobre el crimen organizado de Europol, la agencia policial de la UE. Es la segunda vez que se realiza el SOCTA (Evaluación de la Amenaza del Crimen Organizado, en sus siglas en inglés), tras el estudio inicial de hace cuatro años, y supone el resultado de la mayor recopilación de datos al respecto jamás emprendida en la UE, según el director de Europol, Rob Wainwright.

Lee el informe íntegro sobre el crimen organizado en la UE

La creciente amenaza del crimen organizado en Europa

Europol ha publicado su último informe sobre el crimen organizado. Puedes leerlo íntegramente en inglés aquí.

Más de 5.000 grupos criminales organizados que actúan a nivel internacional se encuentran bajo investigación en la UE. En 2013 eran 3.600, pero ello no significa un aumento general de la actividad delictiva, sino que ahora se posee más información sobre sus actuaciones. El crecimiento también apunta a la aparición de redes delictivas más pequeñas, especialmente en ámbitos muy dependientes de Internet.

Su tipología es muy diversa, de las grandes bandas tradicionales a grupos más pequeños y redes sueltas con el apoyo de individuos captados para delitos concretos. La mayoría de estos grupos se dedican al narcotráfico, negocio de más de un tercio del hampa activa en los Veintiocho, el tráfico de inmigrantes y la trata de seres humanos. Pero el informe advierte de que fenómenos en ascenso como el tráfico por Internet de bienes y servicios ilegales pueden llegar a eclipsar los mercados tradicionales.

En los últimos años, individuos de más de 180 nacionalidades han estado involucrados en el crimen organizado en la UE. La mayoría de las bandas cuentan con miembros de más de un país, si bien un 60% de los sospechosos proceden de Estados de la Unión.

En 2015, las redes dedicadas al tráfico de migrantes irregulares ganaron entre 4.700 y 5.700 millones. Un delito muy rentable, en especial, tras el estallido de la guerra civil en Siria

Entre un 30% y un 40% de los grupos tienen una estructura flexible. Casi un 20% se montan por poco tiempo y para acciones concretas. De estructura muy jerarquizada, un 76% del total tiene seis o más integrantes, siete de cada diez operan en más de tres países y un 10% está presente en más de siete Estados.

Un 45% de las bandas se dedican a más de una actividad delictiva, lo que ha crecido considerablemente desde 2013, tanto para reducir riesgos y costes como para aumentar beneficios. Con gran flexibilidad para cambiar de sector, muchas veces solo se activan cuando surgen nuevas oportunidades de ganar dinero.

Europol recalca que el mayor empleo de sistemas informáticos en la delincuencia y la expansión del comercio ilegal online, llamado a crecer los próximos años, está transformando el crimen organizado. Las bandas emplean cada vez más un modelo de “cadena de suministros”, del “crimen como servicio” a otros grupos o individuos para delitos puntuales, incluyendo la relación con atentados terroristas. Uno de los ámbitos en auge en este sentido es el cibercrimen, en especial el ciberchantaje, como el reciente ataque con el virus WannaCry, con programas encriptados, que la agencia califica de “amenaza significativa para la UE”, dirigida cada vez más a organizaciones y administraciones públicas y privadas.

“La tecnología es un componente clave de la mayoría, si no de todas, las actividades del crimen organizado en la UE, al que ha proporcionado un grado de flexibilidad sin precedentes”, destaca el SOCTA en una de sus conclusiones.

El narcotráfico sigue siendo la principal actividad del crimen organizado en Europa, un negocio cifrado en unos 24.000 millones anuales. El 35% de las bandas se dedican a producir o traficar con drogas, tres de cada cuatro operan con distintos tipos de narcóticos y un 65% están implicadas en otras actividades criminales, como el tráfico de inmigrantes. Aunque el cannabis sigue siendo, con mucho, la droga ilegal más consumida en la UE, el crimen organizado está implicado en el tráfico de cocaína por encima de cualquier otra actividad delictiva, un tráfico con unas ganancias de unos 5.700 millones anuales. El mercado más dinámico del narco son las drogas sintéticas. En el último lustro se han detectado por vez primera en la UE 419 nuevas sustancias psicoactivas.

El tráfico de migrantes irregulares se ha convertido, especialmente tras estallar la guerra civil en Siria, en un delito muy rentable. En 2015, estas redes ganaron entre 4.700 y 5.700 millones, aunque las mayores restricciones a la entrada de migrantes se tradujo el año pasado en una caída de unos 2 000 millones. Contrabandistas de 122 países participan en uno u otro punto en el tránsito de sin papeles.

Resultado de todo su análisis, Europol destaca cinco amenazas específicas prioritarias para la UE: narcotráfico, cibercrimen, tráfico de inmigrantes, trata de seres humanos y bandas de delincuentes contra la propiedad. Y otras tres que se relacionan con todas ellas: comercio online de bienes y servicios ilegales, blanqueo y falsificación de documentos.

Más información