Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo entre España y Portugal sobre el almacén de residuos de la central nuclear de Almaraz

La Comisión Europea ha mediado con “garantías fuertes para todas las partes”

Exterior de la central nuclear de Almaraz (Cáceres).
Exterior de la central nuclear de Almaraz (Cáceres).

Los Gobiernos de España y Portugal llegaron a un acuerdo sobre el almacén de residuos en la central nuclear de Almaraz (Cáceres) con la mediación de la Comisión Europea que ofrece “garantías fuertes para todas las partes”. Así lo han anunciado este sábado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el primer ministro portugués, António Costa, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en un comunicado conjunto, aprovechando su presencia en la cumbre en Bruselas para aprobar las líneas rojas de la UE sobre la negociación del Brexit.

Ambas partes han acordado “unas conclusiones operativas conjuntas”, tras al acuerdo amistoso que alcanzaron el 21 de febrero a iniciativa de Juncker para zanjar la disputa bilateral sobre el almacén nuclear en Almaraz.

El Consejo de Seguridad Nuclear español (CSN) informó de que las medidas que requerirá al operador de la central nuclear “abordarán plenamente las recomendaciones” hechas por las autoridades portuguesas (tras visitar con representantes de la Comisión la instalación el 27 de febrero) para responder a sus preocupaciones sobre “los efectos potenciales transfronterizos” del almacén temporal en su territorio y con las que han estado de acuerdo, tanto el Gobierno español como la Comisión Europea y ambas partes han acordado “continuar intercambiando información” sobre Almaraz.

Información al público

Portugal designará representantes que asistirán a la reunión de información anual organizada en el municipio de Almaraz para informar al público de cuestiones relacionadas con el funcionamiento de la central, a propuesta de las autoridades españolas que han acordado, además, “compartir” con las autoridades lusas “cualquier otra información relevante” sobre Almaraz “para garantizar el acceso de la información” a ambas partes.

Las autoridades españolas remitieron información “sustancial” y “detallada” sobre “los aspectos de seguridad y ambientales del proyecto” a las portuguesas tras la visita a la instalación en febrero para permitirles realizar “una evaluación completa de los efectos potenciales transfronterizos” de Almaraz, en la base de sus recomendaciones. Ello ha permitido además que las autoridades portuguesas organizaran una consulta pública para garantizar a sus ciudadanos acceso a la información sobre el proyecto igual que ocurrió con el público español.

Más información