Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tres dimisiones de Esperanza Aguirre

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha anunciado su retirada de distintos cargos en tres ocasiones: 2012, 2016 y este lunes

Esperanza Aguirre durante su dimisión como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid.

Esperanza Aguirre ha dimitido. Por tercera vez. La primera fue en 2012. Dejó entonces, entre lágrimas, su cargo al frente de la Comunidad de Madrid. Pilló a todos por sorpresa. En 2016 volvió a convocar a la prensa para anunciar que abandonaba su puesto como presidenta del PP madrileño y su comparecencia ya tuvo un punto de déjà vu. Este lunes ha anunciado lo que todos esperaban desde que la Operación Lezo estalló y se llevó a Ignacio González a la cárcel: que deja sus cargos en el Ayuntamiento de Madrid. Así han sido todas las dimisiones de Aguirre, que tenía a sus espaldas 35 años de carrera política.

17 de septiembre de 2012: “Es esencial elegir el momento y forma de retirada"

Aguirre convocó a la prensa una hora antes y por sorpresa a las dos de la tarde de un lunes y anunció con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada que se retiraba "de la primera línea de la política", aunque no "de la política". “Esto no tiene vuelta atrás, es cruzar el rubicón”, dijo, acompañada de su gabinete la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid y diputada del PP. “Tengo la certeza de que, para un político, es absolutamente esencial elegir el momento de su retirada y la forma de hacerla. Y este era el mejor momento", afirmó. Sus razones en aquellos momentos, según explicó, fueron de carácter personal: el cáncer de mama que había padecido y otros "acontecimientos personales".

Solo conocían la decisión su jefa de prensa e Ignacio González, que se quedó al frente del Gobierno regional en funciones. “Me parece la persona con más experiencia y mejor dotada, conoce perfectamente la Administración municipal y la Administración general del Estado... Creo que es una persona enormemente trabajadora y un gran jurista".

14 de febrero de 2016: “La corrupción nos está matando a todos”

En febrero de 2016 Aguirre dimitió como presidenta del PP de Madrid por su “responsabilidad política in vigilando” tras la imputación de Francisco Granados y otros altos cargos de su época al frente del partido y de las instituciones regionales en la trama Púnica. Como en la primera ocasión, convocó a la prensa con media hora de antelación, esta vez un domingo. En esa ocasión avisó por teléfono a Mariano Rajoy cinco minutos antes de escenificar su segunda retirada.

Aguirre dejó su cargo “por la gravedad de esas informaciones, aunque no estén demostradas” que apuntan a la financiación ilegal en su partido. “Asumo mi responsabilidad política por elegir a este señor y porque debía haber vigilado mejor”, dijo sobre Granados tres días después de que la Guardia Civil registrase la sede del PP. “Esas noticias que se suceden cada día hacen, no ya que llueva sobre mojado, sino sobre una inundación. La gente quiere gestos y mi gesto es asumir mi responsabilidad política, sabiendo que yo ni me he llevado nada ni puedo esta encausada por nada, pero soy la presidenta del PP de Madrid y tengo que asumir mi responsabilidad”, declaró, en una afirmación que se interpretó como un mensaje a Rajoy. “La corrupción nos está matando a todos”, añadió.

24 de abril de 2017. "Me siento engañada y traicionada por Ignacio González"

A pesar de sus dimisiones previas, Aguirre seguía bien presente en el PP, como portavoz y concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Cuando este lunes ha convocado a los medios a las cinco de la tarde, una hora antes, nadie dudaba de que dimitiría de nuevo, pero quedaba la duda de si mantendría el acta de concejala. "Me siento engañada y traicionada por Ignacio González. No vigilé lo que debía", ha afirmado en una breve intervención sin preguntas la expresidenta de la Comunidad de Madrid.

"Mi manera de concebir la política como servicio a España y a los ciudadanos me lleva a asumir la responsabilidad que me corresponde por no haber vigilado a Ignacio González, por no haber descubierto antes lo que ahora ha descubierto la Guardia Civil y el Juez", ha reconocido. La detención de González durante la Operación Lezo, ha sido el "mazazo" más duro que ha sufrido la dirigente madrileña, en sus propias palabras. El PP llevaba varios días presionando a la expresidenta para que abandonase su cargo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información