Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez abre una investigación tras hallar Interior el informe perdido del ‘caso Faisán’

El documento, elaborado por la 'policía patriótica', estaba entre legajos de la Secretaría de Estado de Interior sin el nombre del caso

Eugenio Pino, con gafas de sol, en la Audiencia Nacional el pasado jueves. Ampliar foto
Eugenio Pino, con gafas de sol, en la Audiencia Nacional el pasado jueves. EL PAÍS

El informe perdido del caso Faisán (el del chivatazo a ETA), que fue elaborado por la llamada policía patriótica -la brigada creada y controlada por ex director adjunto operativo (DAO) de la policía española Eugenio Pino-, ha sido hallado por fin. El documento, encontrado durante una revisión a mano papel a papel, ha sido enviado al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que en su día instruyó el caso del chivatazo a ETA. Tras recibirlo, el juez José de la Mata ha dejado sin efecto la comparecencia prevista para este miércoles de los comisarios Eugenio Pino y Marcelino Martín Blas, y ha abierto una pieza "separada y reservada" sobre el contenido del documento dentro del sumario del caso Faisán.

La Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior ha emitido este martes un comunicado en el que asegura que, "tras una revisión manual de documentos y legajos" de la propia secretaría, ha hallado el documento "elaborado por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, cuyo contenido podría corresponder con el documento reclamado por el juez". Según explica, no fue encontrado antes porque no constaba en su título la palabra Faisán. Interior no da detalles de su contenido y conclusiones.

El hallazgo se produjo este lunes, el mismo día en que tres policías de la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) declarasen en la Audiencia Nacional para intentar aclarar qué había pasado con dicho documento. La elaboración del informe fue ordenada por Pino para revisar el caso del chivatazo, por el que fueron condenados dos policías tras un proceso impulsado especialmente por el PP y asociaciones de víctimas de su órbita durante el anterior Gobierno del PSOE.

La nota de Interior explica que el documento perdido y encontrado llevaba por título Informe de análisis operativo. No estaba en los ordenadores de la Secretaría de Estado de Seguridad, por lo que ordenó "una revisión manual y detallada de los documentos y de su contenido". Y el resultado ha sido "la localización del informe que aparece con el título Informe de análisis operativo, que lleva grabado en cada página la leyenda 'Copia' así como 'Uso Exclusivo Policial”.

"Al no constar en su título la palabra 'Faisán', ni el número de diligencias a las que el Juez hacía referencia, el informe no fue encontrado en una primera revisión informática de documentos de la Secretaría de Estado de Seguridad", añade la nota.

Del documento elaborado por la extinta BARC sobre el caso Faisán solo se conservaron dos copias en papel después de que Eugenio Pino ordenara borrar el resto de versiones, según fuentes policiales. Estas dos copias fueron remitidas en su día a Pino y al entonces hombre de su máxima confianza, Marcelino Martín Blas, exjefe de Asuntos Internos, añadieron las citadas fuentes. La responsable de la brigada, la comisaria Nuria Maza, aseguró ayer al juez que la existencia del mismo también era conocido por los entonces director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

El del caso Faisán es un informe de más de cien páginas que utilizó un programa informático avanzado para analizar el cruce de llamadas de los implicados en este chivatazo a la red de extorsión de ETA que tenía como base el bar Faisán de Irún (Gipuzkoa). Una de las copias es la que ahora ha sido enviada al juez.

Este es el último informe hallado de los elaborados por la BARC. Uno sobre el 11-M, caso que también fue revisado, fue localizado tras otra búsqueda intensa. Fue enviado a la Audiencia Nacional, cuya fiscalía lo archivó porque no aportaba nada nuevo ni relevante para la reapertura del caso ni para “iniciar nuevas líneas de investigación” o “esclarecer nuevas responsabilidades” sobre la planificación y la ejecución de los atentados en los trenes de cercanías de Madrid, en los que fueron asesinadas 191 personas.

El pasado mes de febrero la policía entregó al juez José de la Mata un pendrive (lápiz de memoria USB) de ocho gigas con información relevante sobre el origen de la fortuna de la familia de Jordi Pujol, expresidente de la Generalitat de Cataluña, que según el agente que lo entregó fue hallado por un inspector de la Brigada Central de Blanqueo de Capitales de la policía mientras "ordenaba cajones y armarios de su despacho". Su información ha sido desechada para no contaminar la causa.