Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS
SOCIEDAD

Muere el médico más viejo de España

Fallece a los 107 años José Ramón Díaz de Durana, el hombre más longevo de Euskadi, tras 43 como doctor y 40 jubilado

José Ramón Díaz de Durana.
José Ramón Díaz de Durana.

José Ramón Díaz de Durana nació en Elorrieta, que no Bilbao, el 28 de diciembre de 1909. Entonces Deusto era aún municipio independiente; José Horn Areilza, alcalde de la villa por el PNV y Alfonso XIII, rey de España. Han pasado desde entonces 107 años y Díaz de Durana, que falleció el pasado lunes, se convirtió en el hombre más longevo de Euskadi. En su pueblo, el actual barrio de San Ignacio, hacía solo unos pocos años que el tren había sustituido a los caballos como unión entre el casco viejo, su mercado de La Ribera, y Getxo.

Con la vocación de convertirse en dentista, empezó a estudiar en Valladolid. Corrían los años de la dictadura de Primo de Rivera. Completó los dos primeros años de Medicina, requisito previo para especializarse, pero no solo esos dos. Finalmente se licenció como médico. Díaz de Durana ni lo imaginaba, pero ya nunca más dejaría la consulta. En plena II República y con el título bajo el brazo regresó a Bilbao, donde llegó a sus oídos que en un pequeño pueblo alavés había una plaza libre. Así que allí se presentó, en Artziniega. Era 1934.

Tres meses de prueba y unas oposiciones en Vitoria desembocarían en medio siglo como médico rural. De repente, la salud de un pueblo de unos 1.200 habitantes pasó a depender de un veinteañero. Y poco después, también la vida. Con el estallido de la Guerra Civil, José Ramón, como tantos otros, fue reclutado para curar a los heridos en el frente. La época más dura, como ha recordado siempre, en la que vio morir a amigos, compañeros. Por ejemplo, el 26 de abril de 1937, estaba en Amorebieta.

A 13 kilómetros tenía lugar en ese mismo instante el bombardeo de Gernika. En 1939 ni tan siquiera le esperaban, pero él volvió a Artziniega. Todavía le quedaban por delante cuatro décadas de medicina, que se llamaba igual pero poco tenía que ver con la de hoy. Su primera consulta estaba en su propia casa, donde cualquier vecino irrumpía de urgencia fueran las tres de la tarde o la madrugada. No había antibióticos, penicilina ni, por supuesto, radiografías o análisis. Se casó, tuvo cinco hijos y trajo al mundo a más de 1.800 niños.

Fue ginecólogo, otorrino, cirujano, traumatólogo… Y también dentista. Todo ello en la España rural del franquismo, donde no existió la Seguridad Social hasta casi su jubilación, en 1977. Una extensa carrera en la que compatibilizó Artziniega con el Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), primer sistema sanitario privado de España, del que Díaz de Durana fue fundador.

Historia de la medicina en el siglo XX, Don José Ramón, como le conocía todo Artziniega, falleció este lunes en su domicilio de Bilbao a los 107 años. Era el vasco más anciano de Euskadi —séptimo a nivel estatal— y el médico más viejo de España. Hace unos años, poco después de hacerse centenario, el Colegio de Médicos de Álava homenajeó a su miembro con más solera. Él aprovechó el acto para regalar su receta al resto de la profesión: “Ser parco en comer, tomar ensaladas, verduras y mucha fruta, beber poco, no fumar y hacer ejercicio”.