Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La justicia universal

La Fiscalía recurrirá la admisión de la querella por terrorismo contra el régimen sirio

El ministerio público considera que la Audiencia Nacional no es competente para investigar porque la víctima directa no es española

Un hombre camina por la plaza al-Abassyeen, en Damasco.
Un hombre camina por la plaza al-Abassyeen, en Damasco. EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional recurrirá la decisión del juez Eloy Velasco de admitir a trámite la querella por terrorismo de Estado contra militares y miembros de los servicios de inteligencia del régimen sirio interpuesta por la hermana, de nacionalidad española, de un hombre sirio que fue torturado y ejecutado en una cárcel clandestina de Damasco. El ministerio público, contra el criterio del juez Velasco, considera que España no es competente para investigar los hechos relatados en la querella porque la víctima directa, el fallecido, no tiene pasaporte español.

La Ley Orgánica del Poder Judicial, que regula la justicia universal, la capacidad de los jueces españoles para investigar delitos graves cometidos fuera del territorio nacional, establece que los delitos de terrorismo se pueden investigar si la víctima tiene nacionalidad española.

El magistrado decidió el pasado lunes admitir la querella, en la que además del asesinato de Abdul Hamdo, el hermano de la denunciante, se ponían de manifiesto las desapariciones, torturas y ejecuciones masivas del régimen sirio, al hacer una interpretación extensiva de la Ley 2/2015 que regula el Estatuto de la Víctima del delito. Esta norma considera que en casos de asesinatos y desapariciones se considerarán víctimas también a los familiares directos, entre ellos los hermanos, de los afectados. Amal Hag-Hamdo, la hermana del asesinado y firmante de la querella, tiene nacionalidad española, por lo que, según Velasco, los tribunales deben admitirla.

La Fiscalía considera, sin embargo, que en este tipo de delitos debe entenderse a la víctima de forma más restrictiva, es decir, únicamente al afectado directo por el delito. Por ello, el ministerio público prepara un recurso contra la admisión a trámite de la querella.

El magistrado ha citado para el próximo 10 de abril a la denunciante y hermana de la víctima directa, Amal Hag-Hamdo Anfalis, y a un militar desertor conocido con el seudónimo de César que elaboró una archivo con más de 50.000 fotografías de alrededor de 6.000 cadáveres de supuestas víctimas de torturas y ejecuciones en cárceles clandestinas del régimen sirio. Este archivo ha sido aportado por la denunciante para identificar a su propio hermano. También están citados otros tres testigos para el 9 de mayo, entre ellos el periodista de El Mundo Javier Espinosa.

La querella, redactada por el equipo de abogados Guernica 37, señala que de desde marzo de 2011, en respuesta a las manifestaciones espontáneas de la Primavera Árabe, el estado sirio elaboró un plan de seguridad nacional destinado a acabar con tales protestas y con cualquier tipo de disidencia mediante la implementación de una política de detenciones, desapariciones forzadas, torturas y ejecuciones sistemáticas, que ha afectado a decenas de miles de personas. Según la querella, "las autoridades sirias, civiles y militares, han negado sistemáticamente toda información sobre las víctimas, creando incluso mecanismos para ocultar o distorsionar toda información".

Más información