Artur Mas: "Cataluña ya no está políticamente en España"

El expresident de la Generalitat dice que las condenas ayudan al proceso soberanisa

Artur Mas en el desayuno-coloquio de Vanity Fair.Foto: atlas | Vídeo: Emilio Naranjo

El expresident de la Generalitat, Artur Mas, no contempla la posibilidad de una marcha atrás en el proceso soberanista catalán. "Cataluña sigue estando legalmente dentro del marco español, pero políticamente ya no lo está. La realidad política en Cataluña ya no es española", ha asegurado este miércoles durante un desayuno informativo en Madrid organizado por la revista Vanity Fair.

Artur Mas asegura que en estos momentos Cataluña solo tiene por delante dos posibilidades: "O tiramos la toala y paramos o seguimos hacia adelante". Con una mayoría absoluta independentista en el Parlament, el expresident se ha mostrado convencido de que la única alternativa posible es la de seguir avanzando en el proceso independentista.

Más información
Mas, Ortega y Rigau vuelven al Consell Executiu
Mas llama a “aguantar el pulso” al Estado ante el referéndum

Mas ha vuelto a defender que la Constitución española ha perdido su legitimidad en Cataluña. "Para una parte muy significativa de la sociedad catalana, la Constitución ha dejado de ser legítima. El marco legal ya no es legítimo. Hay que modificar los marcos legales de común acuerdo", ha defendido, "porque el estado de derecho debe irse acomodando a los cambios de la sociedad".

Ese planteamiento, sin embargo, no choca, sostiene Mas,  con el hecho de que haya apelado a la propia Constitución para recurrir su condena por un delito de desobediencia por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. El expresident hace frente a dos años de inhabilitación por su participación en la consulta del 9-N. "Mientras estemos sujetos a un marco legal, tenemos derechos y deberes. Y los derechos los podemos ejercer", ha asegurado. Mas está convencido de que su condena se acabará resolviendo en los tribunales europeos, y para lograr una "reparación moral" ve imprescindible agotar previamente la vía jurisidiccional española, a pesar de que, cuando finalmente se resuelva, ha dicho, "ya se habrá cumplido probablemente el plazo de la inhabilitación".

El dirigente independentista cree, en cualquier caso, que la respuesta penal del Estado español contribuye a impulsar el proceso en el exterior. "Las condenas ayudan más al proceso soberanista que al proyecto unionista", ha dicho, "porque en el resto del mundo no se entiende que la respuesta española a lo que ocurre en Cataluña sean las condenas por la vía penal". Artur Mas admite que las instituciones europeas se muestren reticentes ante la idea de una Cataluña independiente, pero asegura que "a la hora de la verdad, se mostrarán pragmáticos, sobre todo por razones económicas".

Mas ha reclamado un pacto "con el Estado español, que no con el Gobierno español", para fijar las condiciones de una futura consulta independentista, y se ha mostrado convencido de que el referéndum se llevará a cabo "como máximo el próximo septiembre". "Nosotros ya hemos propuesto todo lo que se podía proponer. Ya no nos corresponde buscar alternativas. No somos nosotros los que tenemos que decir si hay algo en medio del status quo actual y la independencia. Hasta ahora, sin embargo, esta reclamación, asegura Mas, "no ha provocado una respuesta mínimamente inteligente en el marco español".

Aunque ha asegurado que no le corresponde a él confirmar ni desmentir si Cataluña se encamina hacia un nuevo proceso electoral, se ha mostrado convencido de que no habrá elecciones anticipadas.

Sobre la firma

Rafa de Miguel

Es el corresponsal de EL PAÍS para el Reino Unido e Irlanda. Fue el primer corresponsal de CNN+ en EE UU, donde cubrió el 11-S. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER, fue redactor Jefe de España y Director Adjunto de EL PAÍS. Licenciado en Derecho y Máster en Periodismo por la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS