Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal se aferra también a presidir el PP de Castilla-La Mancha

La ministra y secretaria general de los populares argumenta que no tiene relevo en su región

María Dolores de Cospedal en un acto del Partido Popular.
María Dolores de Cospedal en un acto del Partido Popular.

María Dolores de Cospedal quiere seguir siendo, además de ministra de Defensa y secretaria general del PP, presidenta de ese partido en Castilla-La Mancha, su territorio. La dirigente popular ha confirmado este martes en Toledo, ante más de 100 personas presentes en el comité ejecutivo regional, que de nuevo presentará su candidatura a presidir esa organización en el próximo congreso del PP de Castilla-La Mancha, que se celebrará el 18 de marzo en Cuenca. Cospedal ha argumentado que lo hará "por responsabilidad" frente a los que la acusan, dentro del propio PP, de acumular demasiados cargos. Cospedal ha argumentado ante Mariano Rajoy y la cúpula del PP que no puede abandonar ahora ese cargo porque no se ha generado un relevo adecuado para competir en las próximas elecciones autonómicas. Cospedal accedió a ese puesto hace 12 años.

La sorpresa fue en el formato. El comité de dirección del PP de Castilla-La Mancha, formado por una decena de personas, estaba convocado para abrir el periodo de presentación de candidatos a presidir el partido en la región. Cospedal, la presidenta desde hace 12 años, acudía a la rutinaria cita en Toledo tranquila, con todo atado, tras haber conversado en las últimas semanas con los principales dirigentes populares en la región, los que tienen el poder provincial y local, y tras mantener alguna charla sobre su futuro con el propio Mariano Rajoy. "He hablado con muchas personas, muchas de las cuales no tienen cargos, algunas están aquí, muchos afiliados del partido, muchos compañeros de partido, casi todos de Castilla-La Mancha, pero también de fuera que para mí son importantes", dijo nada más comenzar su alocución.

Al entrar en la sala ya se tropezó con un auditorio abarrotado y con más de 150 personas que la vitorearon. Cospedal se emocionó. Acudió al atril, ratificó que presentará su candidatura sobre todo “por responsabilidad” y rechazó que su intención sea acumular cargos, que es la acusación que le hace el marginal sector crítico: "Hay algunos que hablan de cargos; para mí es una responsabilidad". Cospedal es ministra de Defensa y secretaria general del PP, puesto en el que fue ratificada hace apenas diez días en el 18º congreso nacional del partido y en el que lleva desde 2008.

El PP de Castilla-La Mancha no quería sorpresas desagradables como las vividas en ese cónclave, cuando una enmienda contra la acumulación de cargos que presentó un compromisario precisamente de Cuenca, Francisco Risueño, que perdió solo por 25 votos y estuvo a punto de dar al traste con todo. La movilización previa de todo el aparato del partido regional ha resultado determinante. Ya el pasado fin de semana cuadros y altos cargos del PP en Castilla-La Mancha emprendieron una campaña de presión y apoyo a Cospedal en las redes sociales y en Twitter con la etiqueta #CospedalPresidenta y #PresidentaCospedal. El domingo los cinco presidentes provinciales se citaron por su cuenta en el Parador de Toledo para expresar su apoyo a esa candidatura, que luego ratificaron alcaldes como el de Guadalajara, Antonio Román; el de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, o el de Albacete, Javier Cuenca.

La única opción viable para ser candidata autonómica en 2019

J. C., Madrid

¿La proclamación de Dolores de Cospedal como presidenta del PP de Castilla-La Mancha presupone su candidatura para las elecciones de 2019? A esa pregunta no se contestó ayer, ni en la reunión de la ejecutiva ni fuera. Fuentes de su entorno lo dan por seguro porque la ven como única opción viable, que es lo que ella argumenta ante Rajoy. No tiene relevo claro. Estas fuentes no explican qué haría entonces con el cargo de ministra o la secretaría general del PP.

Cospedal terminó este martes su corta intervención, anunció su candidatura y empezaron a surgir voluntarios para arroparla. Hablaron en total más de 22 cargos regionales, la mayoría alcaldes, y las lágrimas se desbordaron. Lloraban los oradores en su competición de piropos y alabanzas, lloró Cospedal y desparramó el aforo. Fue casi una catarsis.

Ajenos a esa proclamación, desde el sector crítico, en Cuenca y Toledo, aconsejaron a Cospedal que si sale elegida deje la secretaría general del PP para no tener más de un cargo territorial y otro ejecutivo. En los nuevos estatutos del PP se ha precisado algo mejor el apartado de las incompatibilidades, especialmente de los presidentes provinciales, que se pretende se dediquen en exclusiva a esas funciones. Pero en el mismo apartado se concede la facultad de aprobar por parte del Comité Ejecutivo Nacional algunas excepciones entre las que destaca el caso precisamente de Cospedal, que seguirá siendo ministra, secretaria general, presidenta en su región y diputada por Toledo.

El diputado socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Emilio Sáez, ha considerado "triste" que el PP regional se "resigne" a ser dirigido "a ratos" por Cospedal, que "no está aquí", no "piensa" en Castilla-La Mancha y cuyo "principal objetivo" es escalar "puestos" en Madrid.

Más información