Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias relega a los diputados errejonistas en el hemiciclo

La nueva portavoz ocupa el asiento en el que estaba el ex 'número dos', junto al líder de Podemos

Irene Montero, Iñigo Errejon, Pablo Iglesias y Alberto Garzón en el Congreso.

El fin del tándem Pablo Iglesias-Íñigo Errejón terminó de consumarse este martes con la fotografía en el Pleno del Congreso, en la que el líder de Podemos y su ex número dos dejaron de sentarse codo con codo en el escaño. Errejón fue sustituido en el asiento contiguo al de Iglesias por Irene Montero, nueva portavoz parlamentaria, y tomó asiento detrás de ella, en la segunda fila del partido en el hemiciclo. La nueva dirección ha reorganizado los escaños relegando a los diputados errejonistas. Varios de ellos, entre ellos Tania Sánchez, acabaron en el gallinero.

El cambio en Podemos tras el congreso de Vistalegre 2 es apreciable también en los escaños del Congreso, donde desde ayer los diputados errejonistas han perdido visibilidad en favor de los pablistas. Algunos, como Tania Sánchez, han resultado especialmente castigados con la redistribución. La diputada, que se alió con Errejón tras llegar a Podemos de la mano de Iglesias desde Izquierda Unida, ha terminado en la última bancada del hemiciclo.

La reorganización de escaños de Podemos ha movido casi una treintena de diputados, con un objetivo: los errejonistas son desplazados hacia filas más altas mientras los pablistas avanzan. Además de Sánchez, otros dos diputados afines a Errejón (Miguel Vila y Alberto Montero) acabaron en el gallinero.

La portavoz parlamentaria, Irene Montero, justificó la redistribución en que los nuevos cargos de la dirección y del grupo se sitúen en posiciones más visibles y descartó otros criterios. No hubo protestas públicas de los afectados; Errejón solo dijo en los pasillos que lo que toca es “remar”.

La imagen de la primera fila de Podemos en el hemiciclo ha cambiado sustancialmente desde la llegada del partido al Parlamento hace poco más de un año. Errejón y Carolina Bescansa han abandonado esa primera posición junto a Iglesias en la que se situaron en la apertura de las Cortes en enero del año pasado, en la famosa sesión en la que Bescansa acudió con su bebé en brazos. Errejón, que tras el congreso del partido en el que resultó derrotado ha perdido la portavocía parlamentaria y la secretaría política, se sienta desde ayer en segunda fila, detrás de Irene Montero. Y Bescansa, que por intentar una tercera vía en Vistalegre 2 ha terminado fuera de la ejecutiva y de la secretaría general del grupo parlamentario, ocupa ahora un escaño en la cuarta fila de asientos de Podemos. El caso de Bescansa ha sido más progresivo, porque ya pasó a la tercera fila cuando Irene Montero fue nombrada portavoz adjunta. Pero para ambos su discrepancia con el líder les ha hecho perder posiciones.

Dos mujeres jóvenes toman asiento ahora en la primera bancada junto a Iglesias. Montero (28 años) e Iione Belarra (29), portavoz y nueva portavoz adjunta respectivamente, serán las caras más visibles de Podemos en el Congreso además del líder. Justo detrás de Iglesias se mantiene el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y, junto a él, Errejón. El líder de IU y el ex número dos de Podemos tendrán muchos plenos por delante para limar asperezas. Sus diferencias políticas son conocidas y su relación es distante, como se comprobó en la sesión, en la que apenas intercambiaron palabras.

Reivindicar a las mujeres

Montero se estrenó en rueda de prensa tras la junta de portavoces reivindicando que las mujeres como ella asuman responsabilidades. “Quiero agradecer a todas las mujeres valientes que han peleado para que hoy sea posible que muchas mujeres demos un paso al frente”, reflexionó.

El cambio de portavoz no supuso un giro brusco. Montero fue crítica con el PSOE, al que volvió a llamar “ministerio de maquillaje social del PP”, y anunció que Podemos no asistirá a la cena de gala para el presidente de Argentina, Mauricio Macri, en el Palacio Real, porque el partido no cree necesarios actos de homenaje a un “presidente off shore”. Lo que no ocurrió, como muchas veces fue noticia con Errejón, es que la portavoz parlamentaria matizara alguna posición del líder. Montero inauguró una nueva etapa de portavocía no disonante.

Errejón será portavoz en la comisión constitucional

Íñigo Errejón será portavoz de Podemos en la comisión constitucional del Congreso en sustitución de Pablo Iglesias. El ex número dos tendrá de esta forma un puesto de responsabilidad parlamentaria, tras salir de la portavocía del partido en la Cámara Baja.

La nueva portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha confirmado este martes en rueda de prensa esa responsabilidad de Errejón, que ha sido objeto de intensa negociación en el partido, ya que había más interesados en el puesto, como Carolina Bescansa. La cofundadora del partido se queda al final como vocal de esa comisión, igual que Pablo Iglesias, tras ceder la portavocía a Errejón. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información