El Gobierno relanza las inversiones en Cataluña ya en clave electoral

La vicepresidenta y el ministro de Fomento aumentan su presencia en reuniones e inauguraciones para capitalizar las inversiones catalanas del Estado en futuros votos

Soraya Sáenz de Santamaría, en un acto del PP en Málaga.
Soraya Sáenz de Santamaría, en un acto del PP en Málaga.DANIEL PÉREZ / EFE

Más información

El Gobierno de Mariano Rajoy quiere relanzar la Operación Diálogo y la Operación Convicción en Cataluña, con más presencia del Estado y más proyección de sus inversiones millonarias, ya en clave electoral. El plan b de Rajoy y su equipo frente al monotema del independentismo es contraponer un proyecto “que se ocupa y preocupa de los problemas diarios de los catalanes”. Habrá más inauguraciones y cortes de cintas, más participación en foros públicos y reuniones privadas como las que está celebrando la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, con pequeños empresarios y otros colectivos sociales.

La respuesta prototipo de los miembros del Gobierno central estos días al creciente desafío impulsado por la Generalitat de Cataluña y los partidos nacionalistas subraya siempre que el ejecutivo que preside Mariano Rajoy está dispuesto a cubrir las ausencias y lagunas de los gobernantes catalanes en los foros estatales donde de verdad se discuten los asuntos importantes para todos los ciudadanos. Luego se añade la recurrente mano tendida a dialogar de todo menos del referéndum separatista.

Ese argumentario vale para salir al paso del plantón del catalán Carles Puigdemont en la Conferencia de Presidentes autonómicos, para la negativa a discutir con todos sobre el nuevo modelo de financiación, la sanidad, las pensiones o el pacto educativo.

Este pasado viernes, tras presidir el Consejo de Ministros por la ausencia de Rajoy en Malta, la vicepresidenta quiso acompañar al titular de Fomento, Íñigo de la Serna, a Barcelona para visitar las incipientes obras de la lanzadera ferroviaria que unirá la estación de Sants con el aeropuerto de El Prat. La primera y complicada fase de ese proyecto consiste en colocar una gran plataforma en una zona llena de túneles sobre la cual irán las futuras vías y que costará 285 millones de euros. El ministro fijó en diciembre de 2018 el final de esa fase. Cuando la lanzadera de 4,5 kilómetros (3,1 en túnel) funcione permitirá que nueve millones de viajeros se desplacen entre ambas instalaciones en 19 minutos y conecten con la línea 9 de metro. La obra requiere primero el montaje durante cuatro meses de una supertuneladora especial de AVE.

El perfil del coordinador del Corredor Mediterráneo

J. C., Madrid

El Corredor del Mediterráneo es la gran obra de infraestructura ferroviaria pendiente, para viajeros y mercancías, que reclaman desde hace años las comunidades afectadas. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, prometió tras su visita a los consejeros catalanes el 4 de enero que pronto comunicaría novedades en ese sentido con el nombramiento de un coordinador especial para impulsar ese eje estructural de comunicaciones y lo mismo le dijo al responsable del área en la Generalitat valenciana. Todos le pidieron consenso en ese nombramiento. No lo hubo. Pero en el Ministerio de Fomento están seguros de que el perfil “dialogante” del nominado para el puesto esta misma semana, el ingeniero catalán Juan Barios Baquero, encajará con la filosofía de las nuevas relaciones que se quieren establecer con esas autonomías. Barios era hasta ahora el jefe de la demarcación de carreteras del Estado en Cataluña. En estos últimos cinco años, desde 2012, Fomento ha invertido un total de 6.350 millones de euros en el Corredor Mediterráneo.

11.200 millones en 5 años

El ministro y la vicepresidenta quisieron destacar así con su presencia que el Gobierno central no desatiende a Cataluña,frente a la permanente queja de que esa comunidad es relegada en obras e inversiones. El grupo Fomento ha consignado 11.200 millones de euros en Cataluña entre 2012 y 2016; solo las obras en la T-1 y la nueva pista de El Prat han supuesto 5.100 millones. En carreteras hay en marcha proyecto por valor de 800 millones. El presupuesto total de Fomento para Cataluña el ejercicio pasado fue de 2.271 millones, lo que la convierte en la segunda comunidad a la que se destina una mayor inversión tras Andalucía.

Soraya Sáenz de Santamaría no aprovechó esta ocasión en Barcelona para organizarse alguna cita privada con pequeños empresarios o miembros de colectivos sociales catalanes, como ha hecho en otros viajes y fuera de su nuevo despacho en la Delegación del Gobierno. Lo que Santamaría y De la Serna quisieron promocionar fue, por un lado, que las intervenciones del Estado en Cataluña ni se han frenado ni han disminuido durante el proceso separatista y, por otro, destacar que la colaboración institucional puede reportar muchos beneficios concretos para todos los ciudadanos.

El trasfondo de esas visitas, de la función del Ministerio de Fomento en esa estrategia y de los contactos permanentes de distintos ministros con los consejeros de su área es hacer ver que “todos” los catalanes son atendidos en sus intereses para que luego valoren, cuando llegue el momento de convocar las urnas, cuáles han sido las actuaciones de cada uno y voten en consecuencia. El Gobierno remarca que nunca habrá un referéndum independentista en Cataluña y aguarda que esta escalada actual acabará en otras elecciones.

El titular de Fomento aprovechó para resaltar que el tráfico del AVE entre Madrid y Barcelona había subido un 3,4% en 2016 (hasta un total de 3.838.450 viajeros). Y anunció que este mismo lunes los viajeros de la zona de Terras del Ebre podrán empezar a usar los Euromed, que pararán en La Aldea, para ir hasta Tarragona gracias a un acuerdo entre Fomento y la propia Generalitat. De la Serna puso ese fruto de la colaboración como el ejemplo a seguir en la redacción ahora del nuevo Plan de Cercanías (Rodalíes) que se ha ofrecido a pactar con el ejecutivo catalán.

El ministro intentó aplacar las quejas por el mal servicio en Cataluña de los cercanías asegurando que en los últimos tres meses su puntualidad había llegado al 95% y que en 2016 un total de 117 millones de catalanes habían viajado en 1.000 trenes de ese tipo. Luego hizo una declaración de principios para seguir en esa línea de mejoras este año, aunque los presupuestos de 2017 no se han presentado y las cuentas públicas están prorrogadas. De la Serna mantuvo el 4 de enero una reunión en Barcelona con la consejera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda de la Generalitat, Meritxell Borrás, y con el consejero de Territorio, Josep Rull, que le espetó que “el diálogo se expresa con urnas, democracia y referéndum”.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50