Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy recibe por vez primera a las familias del Yak-42

La audiencia se celebra la víspera de que el presidente deba contestar en el Congreso si les pide perdón

Familiates de las víctimas del Yak-42, a su salida del Ministerio de Defensa, el pasado día 10.
Familiates de las víctimas del Yak-42, a su salida del Ministerio de Defensa, el pasado día 10. EL PAIS

Trece años y ocho meses después de la catástrofe, el presidente Mariano Rajoy recibirá este martes por vez primera a familiares de los 62 militares muertos en el Yak-42, el 26 de mayo de 2003. La audiencia ha sido concertada con gran celeridad, pues las familias la solicitaron después de que Rajoy dijera el pasado jueves en Onda Cero que no tendría inconveniente en recibirlas si se lo pedían.

Rajoy, que era vicepresidente del Gobierno cuando se produjo el siniestro, recibirá a las familias la víspera de que el miércoles deba contestar, en el pleno del Congreso, al portavoz socialista Antonio Hernando si “asume la petición de perdón expresada por la ministra de Defensa [María Dolores de Cospedal] en relación con la tragedia del Yak-42”.

Cospedal, que asistirá a la reunión en La Moncloa, ya recibió a las familias el pasado 10 de enero. Posteriormente, ante la Comisión de Defensa del Congreso, les pidió “perdón en nombre del Estado”.

Esa no fue la única entrevista que las familias han mantenido con responsables de Defensa. El pasado jueves se reunieron con el subsecretario del ministerio, Arturo Romaní, para discutir la resolución del expediente de reclamación patrimonial que instruye Defensa.

La reunión fue tensa, según algunos asistentes, pues aunque Cospedal dijo a las familias que asumía íntegramente el informe del Consejo de Estado, en el Congreso deslizó algunas críticas al dictamen, precisamente en aquellos puntos en los que se reconoce que el accidente pudo haberse evitado si Defensa hubiera sido diligente en su deber de velar por la seguridad de los militares.

Lo que las familias exigen es que el reconocimiento de responsabilidad no sea burocrático —la responsabilidad patrimonial se deriva tanto del normal como del anormal funcionamiento de la Administración— y que la petición de perdón vaya acompañada de un reconocimiento de todo lo que se hizo mal.

Ante el Congreso, Cospedal pidió perdón “por no haber reconocido con anterioridad esta responsabilidad patrimonial del Estado”, lo que no tiene nada que ver con las irregularidades que rodearon el vuelo o con las falsas identificaciones de cadáveres. Al final de su intervención, sin embargo, amplió su petición de perdón a las familias “por todo lo que hayan podido sufrir por el comportamiento del Estado durante todos estos años”, incluido “lo que se hizo inicialmente”. Esa última petición de perdón es la que esperan las familias de Rajoy.

 

Más información