Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco critica que el cambio de actitud del PP no se traduzca en acuerdos

El portavoz del Ejecutivo autonómico reconoce avances y dice que hay tiempo para evitar al Constitucional

El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu y el portavoz, Josu Erkoreka.
El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu y el portavoz, Josu Erkoreka.

Cinco horas con avances, pero sin acuerdos. El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha lamentado este miércoles en Vitoria que en la reunión bilateral entre los Ejecutivos central y autonómico que se celebró el martes en Madrid no se pudo "constatar que el cambio de actitud del PP se traduzca en hechos concretos". Aunque Erkoreka ha explicado que se lograron algunos avances y que van a seguir negociando, porque "cualquier acuerdo es mejor que una resolución del Tribunal Constitucional", también ha dejado caer que "todavía se nota que el Gobierno central viene de una mayoría absoluta" y que "tiene un gesto poco proclive a los acuerdos".

La comisión bilateral se reunió en Madrid en una de las citas con mayor expectación de los últimos años, ya que puede despejar el camino para dar estabilidad presupuestaria al Ejecutivo de Mariano Rajoy en esta legislatura, en la que no tiene mayoría absoluta. El jueves volverán a la mesa para abordar de manera central el tren de alta velocidad vasca, la denominada Y ferroviaria vasca.

En la reunión del martes se trataba de alcanzar un acuerdo en torno a cuatro leyes que el Gobierno central había anunciado recurso —la ley municipal, la de reparación de víctimas policiales, la de adicciones y la de promoción de iniciativas legislativas populares— y el encuentro tenía como objetivo evitar la formalización de dichos recursos. El plazo más urgente es el de ley municipal, que termina a mediados de enero, y los demás en marzo y abril. "Hay plazo", ha dicho Erkoreka, tras constatar que la reunión se prolongó por espacio de cinco horas, pero ha evidenciado que el Gobierno vasco sigue "escéptico" sobre su resultado.

El portavoz ha explicado en Radio Euskadi que el Gobierno mantiene las puertas abiertas al acuerdo en una negociación en la que todavía queda mucho trabajo por delante y en la que muchas de las materias abordadas dependerán de la voluntad política real del Gobierno español para llegar a un acuerdo. Como ya habían adelantado el propio lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, de las puertas que se abran en esta negociación técnica dependerá que los nacionalistas empiecen a negociar el proyecto de presupuestos que el Gobierno de Rajoy presente en 2017.

La exigencia inicial del PNV al PP para empezar a hablar de un posible apoyo a los Presupuestos del Estado en el Congreso era que los cuatro recursos fueran retirados antes de final de año, aunque fuentes del Ejecutivo vasco son flexibles y reconocen que ese plazo tiene que ampliarse un poco.

Más información