Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu propone una “federación” de naciones sin Estado dentro de la UE

El lehendakari lo define como un grupo de trabajo con Cataluña, Escocia, Flandes o Valonia

El lehendakari, en una entrevista de EiTB, en Gernika.
El lehendakari, en una entrevista de EiTB, en Gernika.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha propuesto este lunes la creación de una alianza de naciones sin Estado en la UE. Se trataría de formar una "federación", que ha definido después como un grupo de trabajo junto a "Cataluña, Escocia, Flandes, Valonia y otras naciones que no somos Estado y vivimos dentro de la Unión Europea" para defender "mejor" los intereses comunes, pero cada cual dentro de su país, ha explicado en una entrevista en la emisora pública Eusko Irratia. Unos intereses que podrían concretarse en la defensa de la presencia directa en las instituciones europeas o en unirse para luchar por determinadas infraestructuras e intereses económicos, aunque de momento es solo una idea que no ha sido desarrollada, explican fuentes de la presidencia vasca.

Urkullu, que ha vuelto a rechazar la vía catalana "por unilateral", sostiene que ya no se puede hablar de Estados independientes, sino "interdependientes" que ceden parte de su soberanía a la UE. "Incluso los que dicen que son independentistas, un minuto después admitirán la interdependencia, admitirían que vivimos en un mundo interdependiente, en el que no existe una única soberanía y que hay soberanías compartidas".

En ese contexto, Urkullu ha hecho un llamamiento a "trabajar por cómo debe ser esa soberanía compartida en la UE", ya que, en su opinión, existe la posibilidad "de labrar de otra manera nuestra soberanía en la UE, aunque no tengamos Estado". Esa vía podría ser "una federación de las naciones", "en la que estarían Cataluña, Escocia, Flandes, Valonia y otros países que no somos Estado y vivimos dentro de la Unión Europea". "Construyamos la UE de otra manera. Eso es lo que reivindico partiendo de mi soberanía", ha añadido.

El presidente vasco ha señalado que el actual modelo de Estado "ha fracasado" y que España no tiene tan solo "un problema en los pueblos que son naciones históricas", sino que "el problema" está en el mismo Estado, que debe resolver tomando en consideración "la democracia y la voluntad de los ciudadanos afectados por ese problema". En su opinión, "hay que replantear el modelo de Estado", ya que tras los cuatro años de mayoría absoluta del PP es dudoso que se pueda hablar, incluso, de "Estado de las autonomías". Urkullu cree que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su intento de satisfacer esas obligaciones europeas y de otros agentes, ha entrado en un ejercicio de centralización grave.

Nuevo Estatuto

"El problema lo tiene el Estado, y debe resolver ese problema tomando en consideración la democracia y la voluntad de los ciudadanos afectados por ese problema", ha asegurado el lehendakari. Asimismo, ha destacado que no cree en la vía catalana, "pero no porque sea la vía catalana", sino porque no cree "en las vías unilaterales". "Nosotros trabajamos por tener menor dependencia y ese es nuestro objetivo, tener cada vez más autogobierno, para tener menor dependencia, pero no mezclemos eso con la independencia. De todas maneras, si miramos a la Unión Europea, la unilateralidad no tiene futuro", ha subrayado.

Asimismo, Urkullu ha señalado que espera que la mitad de la legislatura sea "suficiente" para que los partidos políticos realicen "su diagnóstico y sus planteamientos" respecto de la actualización del autogobierno de Euskadi para, posteriormente, "negociar con el Gobierno central y poder materializarlo en las Cortes Generales". Tras ese paso, el lehendakari ha dicho que "por supuesto" que habría una consulta. Una consulta que fija la propia Constitución y que serviría para ratificar el estatuto. "Estamos diciendo que tenemos 2017 y 2018 para trabajar, y que [la consulta] podría ser a mediados de 2018, en 2019 o en 2020", ha añadido.

En este sentido, ha asegurado que no va a "arrinconar a nadie" en el proceso de actualización del autogobierno de Euskadi y que, "si alguien quiere quedarse al margen, será su responsabilidad". Así, ha destacado que su voluntad es que "todos los partidos estén en el debate y en el ejercicio de hacer planteamientos para la solución, sean nacionalistas o no nacionalistas".

Más información