Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FUERZAS ARMADAS

El Supremo quita la razón al coronel ultra que cuestionó la Constitución

El alto tribunal desestima un recurso del militar Miguel Ayuso, que tachó la Carta Magna de "pseudoconstitución" y de "trampa" la Reforma Política de 1976

Ayuso (segundo por la izquierda) conversa con Sixto de Borbón, que se pretende rey legítimo de España. Ampliar foto
Ayuso (segundo por la izquierda) conversa con Sixto de Borbón, que se pretende rey legítimo de España.

La Sala Militar del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso del coronel ultra Miguel Ayuso, quien en un programa de televisión en mayo de 2013 tildó la Constitución española de "pseudoconstitución sin principios" y calificó de "trampa” la Ley para la Reforma Política de 1976.

Por estas declaraciones, un general togado militar del Ministerio de Defensa le abrió un expediente disciplinario por "falta grave". La medida se archivó finalmente al entender que la conducta estaba amparada por "la libertad de expresión". Un derecho reconocido en la Constitución, la misma norma que Ayuso tachó de "carente de principios" en el programa Lágrimas en la lluvia de Intereconomía.

Ayuso no es un militar más. Profesor de Ciencia Política y Derecho Constitucional en la Universidad Pontificia de Comillas, perteneció hasta 2014 al Cuerpo Jurídico Militar, donde impartió justicia a otros miembros de las Fuerzas Armadas en nombre de la Carta Magna y el Rey. Este militar no reconoce al monarca y nunca ha ocultado su sintonía con Comunión Tradicionalista Carlista, la rama más ultra del carlismo, responsable de los sucesos de Montejurra de 1976.

Ayuso acudió a los tribunales militares disconforme con el expediente disciplinario incoado por falta grave y del que fue exonerado. En la resolución de archivo, el instructor indicó que los hechos sí podían constituir una falta leve, pero que no podía ser sancionado por estar prescrita.

La decisión del instructor fue avalada por la Sala de Gobierno del Tribunal Militar Central y, el pasado 3 de febrero, por el Tribunal Central Militar. Tras ambos reveses, Ayuso acudió a la Sala de lo Militar del Supremo, que tampoco le ha dado ahora la razón.

Autor de una veintena de libros, las tesis de Ayuso están aderezadas de referencias históricas y se muestran comprensivas con el Franquismo. El coronel calificó la represión del régimen de Francisco Franco de “legal” pero “severa” y tildó la Guerra Civil de "cruzada" en 2007 durante una conferencia en Guadalajara (México). En otra ocasión, comparó la Ley de Reforma Política de 1976 con la norma que dio poderes dictatoriales a Adolf Hitler en 1933.

El alto tribunal entiende que, al no existir ninguna sanción disciplinaria contra Ayuso (el expediente fue archivado), este carece "de legitimación" para recurrir su contenido. También señala que, aun cuando no haya sido sancionado, sí puede acudir ante él para pedir que se borre del expediente esa alusión, pero antes ha de acreditar “cuál es el perjuicio real” que se le evitaría “o el beneficio cierto que se materializaría a su favor” anulando una sentencia y la citada alusión. Además, sostienen los magistrados que el coronel no cabe extraer ningún “reproche de antijuricidad” (de haber cometido una falta) a su conducta en el hecho de que tanto en el expediente como en la posterior sentencia que lo avala se haga alusión a la falta leve prescrita.

El instructor entendió que, para cometer una falta leve, no tiene que concurrir en sus manifestaciones contra la Constitución intencionalidad o dolo.

Tras sus declaraciones en Intereconomía, Ayuso pasó a la reserva.

Más información