Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández alerta sobre los “viejos fantasmas vestidos de populismo”

El presidente de la gestora asegura que el PSOE es indispensable para encontrar nuevas respuestas

Alfonso Guerra y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. Ampliar foto
Alfonso Guerra y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. EFE

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, alertó este domingo sobre el regreso de “viejos fantasmas” vestidos ahora de “populismos nuevos” para hacer frente a una “profunda crisis” que ha roto el contrato social, y en la que los Estados son desafiados por poderes económicos “sin ningún control”.

El también presidente de Asturias realizó estas afirmaciones durante el acto conmemorativo del 125 aniversario de la fundación de la Agrupación Socialista de Gijón, en la que le acompañaron el presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, y el portavoz del PSOE en el Senado, Vicente Álvarez Areces.

Fernández defendió que el PSOE siempre consiguió encontrar “las nuevas respuestas” que requería cada momento histórico. En ese sentido, recordó la “decisiva” contribución del partido para que España pasara de ser “un país cerrado, pobre y dictatorial a uno abierto, cosmopolita y democrático” en una Transición que “acabó bien”.

El presidente de la gestora también se refirió al pesimismo que ha generado la crisis en España. Subrayó que España es el país más desigual de la OCDE junto a Grecia y lamentó que carezca de una conciencia colectiva y de una ética “de condena al fraude, la evasión o la economía sumergida”. Asimismo, deploró que España se vea, además, debilitada por la falta de acuerdo en torno a su estructura territorial. En esa coyuntura, destacó Fernández, “el PSOE resulta indispensable para buscar nuevas respuestas”.

Admitió que aunque la tarea no es fácil y pese al regreso “de fantasmas viejos vestidos de populismos nuevos”, el partido cuenta con “una marca asociada a su pasado que tiene una extraordinaria potencia simbólica”. Fernández se mostró convencido de que el PSOE, pese a su crisis interna, puede hacerlo.

El presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, pidió al PSOE que ponga fin al "odio a la derecha" como discurso y programa. El PSOE, afirmó, debe defender "mucho más" que ese aspecto "por mucho que la derecha haga méritos para odiarla". Guerra abogó por "cambiar el discurso", si el partido quiere volver a gobernar el país, para orientarlo a la mayoría social "preservando los derechos de todos".

Por otra parte, la diputada Margarita Robles, alineada con los diputados que votaron en contra de la investidura de Rajoy, criticó en declaraciones a Europa Press que el PSOE no informa al grupo parlamentario de los acuerdos con el PP para aprobar el techo de gasto y la subida del salario mínimo.

Más información