Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP dice que echó a Rita Barberá para evitar el “linchamiento” de las “hienas”

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, asegura que en el partido no hay mala conciencia

Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia, el 15 de septiembre, día que anunció su salida del PP.

El portavoz del PP, Rafael Hernando, ha asegurado este jueves que en el partido no hay mala conciencia por la muerte de la senadora Rita Barberá y ha afirmado que fue apartada precisamente para evitar su "linchamiento". Aunque "las hienas siguieron mordiéndola", ha añadido en declaraciones a RNE. La senadora, y principal referente del PP valenciano, murió de un infarto dos días después de declarar como investigada por blanqueo de capitales ante el Supremo. Por su implicación en este caso se vio obligada a darse de baja del PP, partido en el que llevaba 40 años y con el que se mantuvo casi 25 años como alcaldesa de Valencia.

Este jueves, un día después de su muerte repentina, y en mitad de un cruce de acusaciones y reproches de la familia y del seno del PP, Hernando ha arremetido contra algunos medios de comunicación que, en su opinión, han hecho "seguidismo", por haber convertido a Barberá en "un pimpampum al que golpear permanente", porque "daba audiencia". "No son los dirigente del PP, no, no,... ya está bien", ha advertido el dirigente popular, que ha llamado a la reflexión a los directivos de esos medios de comunicación. "Algunos se han llenado los bolsillos gracias a que en sus cadenas de televisión se practica un periodismo de acoso y escrache", ha dicho.

Barberá se dio de baja del PP el 14 de septiembre, presionada para no perjudicar a sus siglas. La "dolorosa" decisión, como ella misma explicó, no fue voluntaria. Llegó tras una tensa negociación con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el vicesecretario de organización, Fernando Martínez-Maillo, que le pedían que diera un paso atrás para aliviar la presión por los escándalos de corrupción en plenas negociaciones para intentar investir presidente a Mariano Rajoy y en campaña para las elecciones gallegas y vascas.

Ausencia "repugnante"

Hernando ha calificado de "repugnante" la decisión de Podemos de ausentarse del minuto de silencio por la muerte de la senadora que se celebró en el Congreso y ha manifestado su decepción especialmente con Íñigo Errejón, a quien ayer le dijo que "no tenía ya nada que hablar con él".

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha transmitido sus condolencias a la familia y aunque ha calificado su figura de "controvertida" ha insistido durante una entrevista en Catalunya Radio en que "no es día para alimentar polémicas". El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, cree que "se ha sido injusto" con ella. "La reflexión que tenemos que hacer todos es decir que en casos como estos tenemos que estar más cerca de las personas, acompañarlas más".

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha señalado a EL PAÍS que no se siente culpable de la muerte de Barberá, de la que ha dicho que es un referente único en el PP valenciano. "Ha sido un duro golpe y hay que quedarse con lo positivo. Rita ha tenido aciertos y errores, y ahora es el momento de reconocer lo bueno", ha resaltado, informa Maria Josep Serra.

 

Más información