Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz advierte del “grave choque de legitimidades” entre el PSOE y el PSC

La presidenta de Andalucía no aclara si se presentará a las primarias

La presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Susana Díaz cree que hay que "revisar las asimetrías" en la relación entre el PSOE y el PSC tras el "grave choque de legitimidades" provocado por la decisión de los socialistas catalanes de no acatar la resolución del comité federal de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Solo de esta manera se "reforzará" la relación política de casi 40 años entre ambos partidos. "Yo quiero que sigamos caminando juntos. El PSOE tomó una decisión hace 40 años: que quien la representara en Cataluña fuera el PSC. Fue una decisión inteligente y generosa, por su contenido catalanista fuerte y que nos permitiese vertebrar España. [...] Pero no puede ser que el PSOE se entere por la prensa del derecho a decidir... Eso no es lealtad. No es reciprocidad", ha expresado la presidenta de Andalucía en una entrevista en Telecinco, este lunes.

El distanciamiento entre los dos partidos hermanos marca el presente inmediato de la crisis en que se encuentran inmersos los socialistas, dirigidos, además, por una gestora desde la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general el pasado 1 de octubre. "La definición de España como nación de naciones no es gratuita", ha recalcado Díaz, en relación con otra de las máximas del PSC. "¿Los que hablan hoy de nación quieren reconocer una identidad, pluralidad, singularidades, o pretenden romper el Estado? [Carles] Puigdemont ha dicho que quiere ser nación porque quiere ser Estado", ha apostillado antes de la reunión, este mediodía, entre el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. En ella, Fernández planteará un nuevo marco político "equilibrado y simétrico". "La solución la tienen que dar ellos, sin injerencias. Debe ser compatible la autonomía, caminar juntos y la simetría orgánica. Debe quedar claro que para reforzar lo político es necesaria una respuesta en el marco de la declaración de Granada", ha manifestado Díaz, en referencia a la resolución aprobada por los socialistas en julio de 2013. En ella se apuesta por el Estado federal, sin cuestionar la unidad de soberanía del pueblo español.

"No entiendo el PSOE sin el PSC", ha insistido la secretaria general del PSOE-A, la federación socialista más poderosa —en línea con Patxi López, que en su caso se declara partidario de "avanzar algo más" en la federalización de su partido—, como tampoco lo entiende "sin los socialistas aragoneses o asturianos". Mientras el PSC sí está representado en los órganos de dirección del PSOE y tiene voto, Ferraz no participa en las votaciones de los socialistas catalanes. "Cuando un demócrata participa en una votación, la primera norma es aceptar el resultado", ha expresado Díaz tras la decisión del PSC de no acatar la resolución del comité federal del 23 de octubre y haber ratificado esta postura en su Consell Nacional dos días después.

Los críticos con la gestora entienden que lo que se podría estar buscando es impedir que los militantes de Cataluña participasen en la elección del futuro secretario general del PSOE en unas primarias y congreso para los que todavía no se ha fijado fecha. "Quien está en los votos no está en la política. Las relaciones se basan en la confianza y lo del comité federal no estuvo bien", ha remarcado Díaz, antes de distinguir entre los siete diputados del PSC, que votaron no a Rajoy, y los otros ocho diputados socialistas que no respetaron la disciplina de voto y que esperan conocer la sanción que se les impondrá: "A mí no me gusta el argumento de voto en conciencia. Ni lo comparto ni me gusta. Es un debate distinto al del PSC. ¿Los demás no tienen conciencia o la suya es de más calidad?".

"La decisión de cuándo sea el congreso no me corresponde a mí. Hay una gestora y se tomará en los órganos del partido. Primero tendremos una conferencia política. La última se canceló tras los atentados de París", se ha pronunciado Díaz, que ha subrayado que Alfredo Pérez Rubalcaba dejó el PSOE con 110 diputados en las elecciones de 2011. "Pensábamos que era el suelo del PSOE, luego que eran 90 y ahora tenemos 85. [...] Veníamos del congreso de Sevilla con un partido dividido y malos resultados electorales. Fue duro y todavía no ha cicatrizado. Ahora está más dividido y con peores resultados. Por lo tanto, debemos reflexionar", ha añadido Díaz, que entonces apoyó a su "amiga" Carme Chacón, que perdió ante Rubalcaba por 22 votos de diferencia.

"Estaré donde quieran mis compañeros"

Díaz, "muy respetuosa con los tiempos", ha mantenido el suspense sobre si se presentará para liderar al partido: "Cuando llegue el momento estaré donde quieran mis compañeros. Lo he dicho muy gráficamente, en la cabeza o en la cola. Decía mi abuela: 'Vísteme despacio que tengo prisa'. Ahora toca el proyecto del partido". A su favor cuenta con el respaldo de la federación que dirige y la supremacía en la región que gobierna. "Hay gente a la que no le gusta el PSOE de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha o Asturias que ganan elecciones. Prefieren un PSOE débil", ha observado Díaz, que ha recordado que uno de cada cuatro votos socialistas en andaluz. "Los socialistas andaluces siempre han sido un factor de estabilidad. Hemos sido leales en lo orgánico y lo electoral", ha apuntado tras ser requerida por la relación con Pedro Sánchez.

"El PSOE no puede salir a ser el primero de la izquierda, sino a gobernar España. Este partido solo es útil si gana las elecciones. En Andalucía pusimos a PP y Podemos en la oposición, como tortolitos", ha incidido. En contra de lo que ha planteado Pedro Sánchez, Díaz cree que la relación con el partido de Pablo Iglesias no comparte "que haya que tratarles de tú a tú". "Les molesta que les saquemos medio millón de votos en Andalucía y que haya una izquierda que gobierne y cambie la vida de la gente", ha añadido.

La presidenta de Andalucía considera "un chantaje" que Rajoy pueda plantearse ir a elecciones si no logra los apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos. "No puedo valorar un texto que no conozco, ahora bien creo que para apoyarlos Rajoy se tendría que hacer una enmienda a la totalidad a sí mismo", ha aseverado Díaz, que a continuación ha destacado que los pasos que está dando Rajoy "van en el camino contrario". "Tiene que buscar apoyos en la derecha mayoritaria en el Congreso. Si no, el responsable será él", ha zanjado Díaz tras recordar que un Gobierno "puede gobernar con Presupuestos nuevos o prorrogados". "El PSOE ha respetado la democracia y ha permitido que haya Gobierno y se va a recuperar antes de lo que muchos desean", ha zanjado ante las expectativas sombrías de las últimas encuestas del CIS y de Metroscopia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información