Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández Díaz cuestiona en Jerusalén una decisión del Gobierno sobre Oriente Próximo

El exministro de Interior critica que España se abstuviese en la condena a Israel en la Unesco

El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz cuestionó este jueves en Jerusalén la decisión del Gobierno de abstenerse en sendas votaciones en la Unesco sobre el patrimonio monumental de la Ciudad Santa, que Israel ha considerado como una condena internacional. Durante su intervención en el foro Diálogos en Tierra Santa, organizado por una fundación del Opus Dei, el anterior titular de Interior afirmó que negar la vinculación de judaísmo con la historia de Jerusalén supone una “discriminación cultural contraria a la razón”.

Jorge Fernández Díaz (izquierda) y su sucesor en Interior, Juan Ignacio Zoido.
Jorge Fernández Díaz (izquierda) y su sucesor en Interior, Juan Ignacio Zoido. AFP

La organización de Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura sometió el pasado octubre a votación de sus miembros una propuesta presentada por países árabes para la “protección del patrimonio cultural de Palestina en Jerusalén Este”, donde se ubica, según la división vigente hasta la guerra de 1967, la Ciudad Vieja que acoge los santos lugares de las tres grandes religiones monoteístas. En la resolución de la Unesco —que reconoce desde hace cinco años a Palestina como miembro de pleno derecho— solo se menciona la denominación “Al Aqsa-Noble Santuario”, como los musulmanes llaman a la Explanada de las Mezquitas (mientras los judíos se refieren a ella como Monte del Templo) y que para el islam es su tercer recinto sagrado más importante, tras La Meca y Medina.

La primera resolución, que condenaba “las medidas ilegales” de las autoridades israelíes “contra la libertad de culto y el acceso de musulmanes” a la Explanada, fue adoptada el pasado día 13 con el voto a favor de 24 países, el rechazo de seis (con Estados Unidos a la cabeza), la ausencia de dos y la abstención de otros 26, entre ellos España. “Hubo abstención porque se trataba de una posición común en el seno de la Unión Europea”, aseguró Fernández Díaz en Jerusalén. Aunque Estados miembros como Francia e Italia también siguieron la consigna de Bruselas de intentar mantenerse neutrales en el espinoso conflicto de Oriente Próximo, otros países, como Reino Unido, Alemania, Holanda, Lituania y Estonia, votaron en contra. El día 26 se produjo una nueva votación en términos prácticamente similares.

El exministro de Interior, que ha sido propuesto por el PP como presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, aseguró que “en este asunto de la Unesco, promoveré un cambio de sentido del voto, y en los demás que se presenten intentaré buscar el máximo consenso con el resto de las fuerzas políticas”.

Fernández Díaz ha sido reprobado por los partidos presentes en la Cámara a causa del escándalo de unas grabaciones en su despacho en las que supuestamente impulsó investigaciones sobre posibles corruptelas de rivales políticos. Tiene aún pendiente una comparecencia ante la Comisión de Interior del Congreso.

A pesar de insistir en el “carácter privado” de su visita a Jerusalén, Fernández Díaz ha sido recibido por el presidente de Israel, Reuven Rivlin, y ha contado en el debate organizado por la fundación Saxum con la participación del ministro de Turismo, Yariv Levin, y del extitular de Interior Gideon Saar, ambos miembros del partido conservador Likud que lidera el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Mientras para Palestina la resolución forma parte de una estrategia de presión para que la comunidad internacional siga teniendo presente su causa, para Israel y para las comunidades judías el contencioso en la Unesco sobre la Explanada de las Mezquitas alcanza la dimensión de casus belli. En la parte occidental situada a los pies del recinto se halla el Muro de las Lamentaciones, el principal lugar sagrado y de oración hebreo. La tradición sitúa los restos de los templos históricos judíos precisamente en el lugar que hoy ocupa la Explanada. Como reconoce el diplomático Alon Bar, subdirector general para Naciones Unidas en el Ministerio de Exteriores israelí, “la Unesco ha puesto en duda la legitimidad de la soberanía de Israel sobre Jerusalén”. Bar, que entre 2010 y 2015 ocupó el puesto de embajador en Madrid, destaca que países como Croacia cambiaron el sentido de su voto de entre la primera (abstención) y la segunda votación (en contra).

Conocido por su fervor religioso y su cercanía al Opus Dei, Fernández Díaz aprovecha sus visitas a Jerusalén para orar ante los lugares sagrados cristianos de la Ciudad Santa. Este viernes asistirá en la localidad de Abu Gosh a las ceremonias de inicio de actividades en el complejo que la fundación Saxum, donde la prelatura fundada por Josemaría Escrivá de Balaguer contará con un auditorio, salas de reuniones y una residencia a apenas 15 kilómetros del Santo Sepulcro, cuando esté finalizada la obra.