Juicio Gürtel | La gestora de empresas de Correa: “Esperanza Aguirre opinaba y mucho sobre los eventos”

Isabel Jordán reitera que la Comunidad de Madrid le ordenaba cambiar los conceptos de las facturas

Isabel Jordán, a su llegada a la Audiencia Nacional.
Isabel Jordán, a su llegada a la Audiencia Nacional.Paco Campos (EFE)

Isabel Jordán, administradora de alguna de las empresas principales de la trama Gürtel, ha afirmado este jueves que la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, “opinaba y lo hacía muchas veces” sobre los eventos que la trama organizaba para ella. Jordan, una de las principales caras de la red corrupta, afirmó no tener duda que la organización de los actos de la Comunidad de Madrid, más de 300 entre 2004 y 2006, no tenían más objeto que “el posicionamiento de Esperanza Aguirre a nivel político”. Los actos, un total de 686, entre 2004 y 2008, tuvieron un coste de 6,48 millones de euros, según los investigadores del caso.

Más información
El contable de la Gürtel: “Siempre obedecí a Correa”
'Un desastre llamado El Bigotes', por IÑIGO DOMÍNGUEZ

Jordán ha relatado en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional que “la propia Esperanza Aguirre cambiaba y pedía 500 personas un día en un acto y 1.000 al día siguiente”. Eso obligaba a las empresas de Gürtel encargadas de organizar los actos a “cambiar sillas, sonido, plasma, zonas de prensa…”, ha dicho la administradora de Easy Concept. “La señora Aguirre opinaba y muchas veces”, ha señalado. Según ha relatado, Esperanza Aguirre "conocía a todos los de Special Events", otra de las empresas encargadas de organizar los eventos..

La administradora de las sociedades ha asegurado que entró en contacto con el PP en el año 2002 a través de Rafael Hernando, actual portavoz popular en el Congreso. En la decimoquinta sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Nacional, Jordán ha asegurado que fue Hernando quien le dio el teléfono de Jesús Sepúlveda, esposo de Ana Mato y secretario de Acción Electoral en aquella época. Según ha recordado, Jordán estaba buscando trabajo y tras reunirse con Sepúlveda, este le dio el teléfono de Francisco Correa, cerebro de la red corrupta y cuyas empresas organizaban eventos para la formación conservadora, que finalmente la contrató.

A preguntas de la acusación popular del PSOE de la Comunidad de Madrid, Jordán ha afirmado que “en ningún caso” negoció los términos económicos de su futuro contrato con Sepúlveda, sino que lo hizo con Correa, para quien trabajó en sociedades como Special Events o Easy Concept.

Jordán inicia este jueves la tercera jornada de su declaración, después de dos sesiones dedicadas a responder a las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción. La administradora se ha desvinculado de la gestión financiera de las sociedades, que, según ella, era competencia del coacusado Javier Nombela. “Yo me dedicaba a la organización interna, lo que no quiere decir que no haya dado indicaciones a Nombela sobre alguna contratación, pero de quien recibía este las indicaciones de tema contable era del señor Pablo Crespo”, ha afirmado.

Parte de la declaración de Jordán ante el abogado del PSOE de Madrid, Wilfredo Jurado, ha versado sobre la forma de facturar a la Comunidad de Madrid los eventos organizados por la trama para cargos públicos, como la expresidenta regional Esperanza Aguirre. “La comunidad de Madrid era la que decía el concepto que había que cambiar, la persona a la que había que dirigirse e incluso el año en que facturar, era la comunidad la que lo dice. Las propias productoras del evento son las que reciben las indicaciones, que están en comunicación con consejerías, viceconsejerias, jefes de protocolo…”, ha relatado la administradora de las empresas de Correa.

“El cliente es quien dice cómo tienes que hacerlo, el trabajo se realizó, se mandó presupuesto, y se aprobó, si después te dicen que tienes que cambiarlo para poder cobrar tendrás que cambiarlo como ellos te indiquen”, se ha defendido Jordán a preguntas del abogado que representa a la Comunidad de Madrid.

El interrogatorio más extenso de la mañana lo ha protagonizado el abogado Miguel Durán, que representa a Pablo Crespo, gerente de las sociedades de Correa y número dos de la trama. Durán ha centrado sus preguntas en el supuesto desvío de fondos de las empresas que realizó Jordán en su beneficio, tanto a través de tarjetas de crédito de Special Events como mediante salidas de fondos en metálico de la sociedad Servimadrid SL.

Sobre la tarjeta de crédito de representación de Special Events, Jordán ha reconocido haber usado en el año 2007 este medio de pago para su uso personal, pero ha asegurado que lo hizo con el consentimiento de Pablo Crespo. “Yo le pedí al señor Crespo un aumento de sueldo. Ganaba 3.000 euros y pagaba 1.200 a una mujer que cuidaba a mi hija y no llegaba a final de mes. Por eso le pedí un aumento. Me dijo que no, que al señor Correa no le gustaba subir el sueldo que se declaraba y me dijo que me daría 2000 euros cada tres meses. Como no me los daba, yo se los reclamé y me dijo que usara la tarjeta de crédito de la empresa para mis gastos personales, por esa cantidad”, ha admitido.

Jordán también ha reconocido que en octubre de 2007, cuando comenzaba a desvincularse del Grupo Correa, le ordenó a la administrativa Alicia Mínguez que le entregara al menos 110.000 euros de la empresa Servimadrid SL, que esta subordinada suya había retirado del banco por orden de Pablo Crespo. Estos fondos forman parte de los 206.000 euros que la administradora supuestamente se apropió al dejar las empresas de la trama. “Como comprenderá no me dieron la liquidación de mi despido y tenía que vivir de alguna cosa, pues están gastados en la manutención de mi hija, en la casa”, ha afirmado Jordán a preguntas de Durán.

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS