Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ministra Cospedal se resiste a perder el control y la dirección del PP

La titular de Defensa quiere compatibilizar ambos cargos y en el partido lo ven "imposible"

Dolores de Cospedal pasa revista a las tropas como nueva ministra de Defensa.

“No os vais a librar de mí”, ha contestado este viernes Dolores de Cospedal, la nueva ministra de Defensa, en una charla con periodistas cuando le preguntaron si pensaba seguir como secretaria general del PP tras el próximo congreso nacional del partido. Mariano Rajoy ha aceptado ahora que compatibilice los dos puestos y ella piensa que volverá a ser su número dos. Compañeros de Gabinete, presidentes autonómicos y miembros de la cúpula popular sostienen que “es imposible” ser ministra de Estado en los cuarteles el viernes y azote de la oposición el sábado.

Dolores de Cospedal no quiere ceder poder en el partido pese a su entrada en el Gobierno. La nueva ministra de Defensa pretende compatibilizar la cartera que ayer le entregó su antecesor Pedro Morenés con la secretaría general del PP. Y no solo como una solución transitoria. La número dos de los populares se resiste a abandonar esa responsabilidad tras el congreso nacional del partido, previsto para comienzos de 2017. “Nos os vais a librar de mí”, contestó ayer, en una charla informal con periodistas, cuando se le preguntó específicamente por ello tras su toma de posesión.

Es más, según concluyen fuentes del partido próximas a Cospedal, Rajoy debe estar de acuerdo en que compatibilice ambos cargos y continúe como secretaria general del partido en el futuro si ella ha decidido aceptar ahora este encargo tras mantener varias charlas privadas en estos días entre ambos. El cónclave, que debe elegir a su líder, está previsto para los primeros meses de 2017 después de haber sido demorado casi dos años por el bloqueo político. Deben celebrarse cada tres años y el último fue en Sevilla en 2012.

Cospedal defiende que no existe ningún tipo de incompatibilidad entre encabezar un Ministerio y el máximo cargo ejecutivo del PP tras el presidente porque, además, hay precedentes y alude en ese sentido a la época al frente de la secretaría general de Francisco Álvarez Cascos y luego de Javier Arenas. Media docena de dirigentes del PP de la máxima relevancia recuerdan, sin embargo, que Cascos y Arenas fueron ministros de Fomento y Trabajo cuando ostentaron esos dos cargos y no estaban al mando de las tropas y en un Ministerio tan institucional y de Estado como Defensa. Los mismos dirigentes coinciden al considerar “imposible” estar con los generales o con la tropa en un acto castrense un día entre semana y erigirse en portavoz del PP la jornada siguiente. Algunos responsables autonómicos conversaron ayer entre ellos en ese sentido y trasladaron su preocupación a la cúpula popular. “Es cierto, es imposible”, razonaron miembros del comité dirección del PP.

El presidente en funciones, sin embargo, ha vuelto a hacer de las suyas y no ha querido aclarar ahora ese panorama. Al contrario. Ha tenido en cuenta para cuadrar su equipo el equilibrio entre las dos familias políticas, la de los sorayos —partidarios de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría— y la de los cercanos a Cospedal. Ninguna quiere ceder un ápice de su cuota de poder, aunque Rajoy ha retirado a Santamaría la portavocía del Gobierno y así la visibilidad de las ruedas de prensa tras el Consejo de Ministros.

La vicepresidenta, en parte para evitar todas estas especulaciones, asistió ayer a la toma de posesión de Cospedal como ministra. La ceremonia, en la que Cospedal pidió “la ayuda de Dios” para su tarea, convocó a buena parte del Gobierno y del PP (Juan Ignacio Zoido, Cristóbal Montoro, Rafael Catalá, Isabel García Tejerina, Fátima Báñez, Dolors Montserrat, Cristina Cifuentes, Pío García Escudero, Fernando Martínez-Maillo, Javier Arenas, Andrea Levy y Pablo Casado). Los vicesecretarios Maillo y Javier Maroto se pronunciaron ayer en público a favor de que Cospedal conjugue ambos cargos hasta el Congreso.

Más información