Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo avala el recorte de la justicia universal promovido por el Gobierno

El tribunal rechaza plantear una cuestión de constitucionalidad al confirmar el sobreseimiento del 'caso Couso'

La Asociación de Hermanos, Amigos y Compañeros de José Couso. Ampliar foto
La Asociación de Hermanos, Amigos y Compañeros de José Couso.

El Tribunal Supremo ha confirmado este jueves el sobreseimiento de la causa sobre la muerte del cámara español José Couso a manos de militares estadounidenses durante la toma de Bagdad (Irak) en abril de 2003. El caso fue archivado en noviembre de 2015 por la Audiencia Nacional en cumplimiento de la reforma del Gobierno del PP que recortó a la mínima expresión la jurisdicción universal, es decir, la capacidad de los magistrados españoles para investigar y enjuiciar delitos cometidos en el extranjero.

El Supremo no solo confirma el cierre del caso, sino que rechaza, como le habían pedido los recurrentes, plantear una cuestión de constitucionalidad sobre la reforma de la justicia universal ante el Tribunal Constitucional. La sentencia de la Sala Segunda (Penal) del Supremo indica que el legislador puede limitar el sistema de jurisdicción universal y que el actual modelo, limitado en el 2013 de manera exprés por el PP, no supone una vulneración de los tratados internacionales firmados por España y en especial de la Convención de Ginebra sobre las víctimas civiles en conflictos armados.

La sentencia constata que, con la reforma actual, la justicia española carece de capacidad para enjuiciar delitos contra las personas y los bienes en caso de conflicto armado, salvo que el procedimiento se dirija contra un español o un ciudadano extranjero con residencia habitual en España. La sentencia señala que si en algún momento los acusados, militares estadounidenses, fueran detectados en España “el sobreseimiento quedará sin efecto, y el procedimiento puede reiniciarse”.

Al igual que ya advirtió el juez instructor de la causa, Santiago Pedraz, el Supremo lamenta la escasa cooperación judicial prestada por las autoridades de Estados Unidos para el esclarecimiento de los hechos.

Más información