Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Gobierno renovará a más del 50% de los embajadores

Cuatro embajadas están vacantes y otras 65 deben cambiar de titular en un año

Fachada del Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.
Fachada del Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Tras el cese el pasado lunes, a petición propia, del embajador en Noruega, Antonio López Martínez, quien cumplió la edad de jubilación en diciembre pasado, ya son cuatro las embajadas españolas vacantes. Otras 65 deben cambiar de titular hasta noviembre del año próximo. En manos del nuevo Gobierno, que presumiblemente presidirá Rajoy a partir del domingo, estará la renovación de más de la mitad de las 128 embajadas españolas.

Pese a encontrarse en funciones, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha decidido activar el mecanismo previsto en el Reglamento de la Carrera Diplomática para designar a los nuevos embajadores. Los diplomáticos que cumplan los requisitos reglamentarios —diferentes según la categoría de la Embajada— pueden presentar sus solicitudes para dirigir alguna de las 26 que deben renovarse en 2017 hasta las 23.59 horas del próximo domingo, el día que previsiblemente jurará Rajoy como presidente.

En la carta que el subsecretario del departamento, Cristóbal González-Aller, envió el pasado día 14 a los diplomáticos ya les advertía de que será el nuevo titular de Exteriores quien propondrá al Consejo de Ministros los nombramientos, empezando por los correspondientes a 2016, que quedaron paralizados debido al bloqueo político.

Ya en octubre del año pasado se realizó una convocatoria similar, que afectaba a un total de 43 embajadas, pero estas no llegaron a cubrirse, ya que el Gobierno en funciones no tiene capacidad para nombrar embajadores. El nuevo titular de Exteriores se encontrará así con la necesidad de renovar, hasta noviembre de 2017, un total de 69 misiones diplomáticas: más de la mitad de las 128 (118 bilaterales y 10 multilaterales) que tiene España.

69 embajadas a la espera de embajador

Un total de 43 embajadas debían haberse renovado en 2016, algunas tan importantes como Rusia, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido o la Unión Europea. Ocho embajadores se jubilaban y los demás cumplían su periodo de permanencia.

Otras 26 embajadas deben renovarse hasta noviembre de 2017. Entre otras, las de Naciones Unidas, la OTAN, China o Francia. Cinco embajadores se jubilan en 2017.

Cuatro embajadas están vacantes: India, por la dimisión de Gustavo de Arístegui, imputado por la Audiencia Nacional; Bélgica, por el cese de Ignacio Matellanes; Jamaica, por el fallecimiento de Aníbal Jiménez; y Noruega, por la jubilación de Antonio López Martínez.

Para ello deberá decidir si respeta las ternas de candidatos que el subsecretario, con la asistencia de los secretarios de Estado y del director del Gabinete del ministro, ha preparado en base a las solicitudes presentadas por los diplomáticos. El procedimiento para elegir a los embajadores es una suerte concurso sui generis, pues los diplomáticos solo conocen el nombre del ganador cuando es nombrado e ignoran la identidad de sus competidores, por lo que no pueden comparar sus méritos ni impugnar el resultado. En último extremo, el Gobierno puede designar a quien quiera, incluso a alguien ajeno a la carrera diplomática, lo que dejaría todo el proceso en agua de borrajas.

El periodo de interinidad política se ha salvado prorrogando en el puesto a los embajadores que ya habían cumplido su plazo (entre tres y cuatro años) e incluso a los que se jubilaban, siempre que accedieran voluntariamente a ello. Pero no se ha podido evitar que cuatro embajadas quedaran vacantes: las de India (por dimisión), Bélgica (por destitución), Jamaica (por fallecimiento) y Noruega / Islandia (por jubilación).

Son los casos más urgentes, pero ni mucho menos los más importantes.

Más información