Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares no quiere retrasar los relojes

El Parlamento aprobará una declaración institucional para mantener el horario de verano

Turistas en Magaluf, Mallorca.

Las Islas Baleares no quieren el horario de invierno. Los grupos políticos que forman parte del Parlamento autonómico han firmado una declaración institucional que se aprobará este martes para pedir que se mantenga el horario de verano y no se retrasen los relojes el próximo 30 de octubre, cuando a partir de las 17:50 dejará de verse la luz del sol en el archipiélago.

La propuesta, firmada por todas las formaciones políticas, pide al Gobierno central que se mantenga el horario actual y no se retrasen una hora los relojes, puesto que Baleares es la comunidad más afectada por esta situación. A partir del domingo, el sol se pondrá a las 17:45 en Mahón, apenas 7 minutos después en Palma y 6 minutos más tarde en la ciudad de Ibiza, apagando las islas a las 18.00. Una diferencia de casi 50 minutos con otras ciudades situadas al oeste de la península, como Lugo.

La declaración institucional impulsada por los econacionalistas de MÉS Menorca, y ratificada por el resto de grupos, considera que pertenecer al uso horario marcado por el meridiano de Greenwich responde a decisiones políticas "de carácter industrial obsoletas". El documento aboga por "tener un horario racional, lógico y natural" porque, según afirman los grupos, "la sociedad moderna necesita que las horas de sol se adapten a su tiempo de ocio".

La declaración explica los perjuicios de la falta de sol, "clave" para la salud y el estado de ánimo y cuya ausencia repercute de manera negativa en la salud de las personas "con alteraciones que provocan depresión o insomnio". El documento afirma que la luz natural permite realizar más actividades al aire libre por la tarde, fomenta el ahorro energético, contribuye a la mejora turística porque los visitantes pueden alargar la jornada y también a la dinamización comercial. Unos beneficios que fomentan una mejor conciliación de la vida laboral y familiar.

Desde hace años hay movimientos sociales en Baleares que han abogado por el mantenimiento del horario de verano para disfrutar de más horas de luz por la tarde. Illes amb claror (islas con claridad) es una plataforma que impulsa la adaptación al horario solar que en los últimos años ha sumado muchos apoyos en redes sociales, donde siempre han exigido adaptar "las necesidades vitales de los ciudadanos al horario solar y no a las de las grandes empresas".

La declaración institucional se hace eco de este movimiento que considera que la situación de las islas, siendo la comunidad geográficamente más oriental, provoca que sea el primer lugar donde sale el sol y el primero en el que se esconde. El mantenimiento del horario de verano "permitirá disfrutar de más luz cuando se acaban las obligaciones diarias", dicen desde la plataforma, con repercusiones económicas "importantes" como la reducción del consumo de electricidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información