Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pide a Rajoy que priorice la investidura sobre la estabilidad de su Gobierno

El líder de Ciudadanos apuesta por arrancar la legislatura sin pactar los Presupuestos

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo.

Albert Rivera le ha pedido este jueves a Mariano Rajoy que dé ya el paso de presentarse a la investidura y que no espere a garantizarse antes la abstención del PSOE ni su voto a favor de los Presupuestos. Si el candidato del PP lograra la presidencia, ha argumentado el líder de Ciudadanos, llegaría el momento de que Gobierno y oposición negociaran ley a ley, incluida la de las cuentas públicas. Como dijo esta mañana Javier Fernández, presidente de la gestora socialista: "El PSOE podrá consentir la investidura [de Rajoy], pero no va a proporcionar estabilidad".

"No puede haber debate de presupuestos si no hay legislatura, no puede haber estabilidad futura, ni negociarse siquiera nada, si el presidente en funciones no va a la investidura", ha dicho Rivera este jueves. "Lo primero que tiene que pasar en España es que el presidente del Gobierno en funciones se presente nuevamente a la investidura y que el PSOE, en los próximos días, acabe permitiendo que gobierne el partido que ganó las elecciones", ha argumentado durante una visita al South Summit, una feria de emprendedores organizada en el distrito de Villaverde, en Madrid. "Es de sentido común", ha subrayado. "La mayoría de votantes del PP no entenderían que su candidato no fuera a la investidura y estoy convencido de que la mayoría de votantes del PSOE, a pesar de que no van a gobernar, quieren que este país se ponga en marcha". Y ha añadido: "El diálogo y las reformas van a marcar la pauta del futuro de este país".

Rajoy ha anunciado este jueves que no intentará aprovechar la crisis de los socialistas para vincular su abstención y el apoyo a los futuros Presupuestos. Queda menos de un mes para que sea obligatorio convocar las terceras elecciones generales en menos de un año. Muchas cosas tienen que pasar en poco más de tres semanas para evitar una nueva convocatoria electoral: el PSOE tendría que decidir su abstención en un Comité Federal, el Rey debería convocar a los líderes políticos en audiencia, y Ana Pastor, presidenta del Congreso, tendría que fijar una fecha para la votación investidura.

Si todo eso ocurre, ha razonado Rivera, se abrirá una etapa marcada por la negociación continua entre los partidos. El PP ya sabe que tendrá que gobernar pendiente del Congreso, donde sus 137 votos no son suficientes para sacar adelante su programa sin el apoyo de otros partidos.

Más información