Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIE

La policía busca a 26 inmigrantes fugados del CIE de Murcia

Cinco agentes resultan heridos en la huida de 67 extranjeros. En agosto escaparon otros 10

Imagen del CIE de Murcia tras la fuga de 67 inmigrantes. Ampliar foto
Imagen del CIE de Murcia tras la fuga de 67 inmigrantes.

Llueve sobre mojado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Murcia. No era la primera vez que ocurría una fuga como la de este jueves, cuando 67 internos se han escapado del centro de Sangonera engañando e hiriendo a cinco policías a su paso. Ha habido varias antes. El pasado 21 de agosto, sin ir más lejos, hubo otro altercado similar y se fugaron 10 personas. Entonces el Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, solicitó la creación urgente de un protocolo de actuación. Nunca llegó.

La Delegación del Gobierno en Murcia ha lanzado una alerta nacional para la búsqueda, dentro y fuera de su región, de 26 inmigrantes irregulares huidos que no han sido detenidos tras escapar la noche del miércoles, según el delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís. Los hechos se produjeron hacia las nueve de la noche en una de las salas del centro, en la que se encontraban 67 internos. Uno de ellos reclamó ayuda médica, y los demás aprovecharon para abalanzarse “con extrema violencia” hacia la salida, aprovechando la llegada de la ambulancia.

Los amotinados accedieron a la cocina y se hicieron con unos extintores con los que golpearon a los agentes que vigilaban. Resultaron con contusiones múltiples cinco policías, uno de los cuales sigue en observación médica. Además, provocaron numerosos daños materiales en el centro.
Según el SUP, este CIE ha permanecido cerrado durante meses por obras —como el también polémico de Barcelona— y se ha abierto sin que finalizasen. Hasta este jueves disponía de “un salón con capacidad para 60 personas, en el que a diario se hacinan de 90 a 133 internos, con las consiguientes tensiones, falta de seguridad, y estrés para los escasos policías que prestan servicio en las instalaciones”, indican fuentes sindicales. En el momento de la fuga había 127 internos, varones y, en su mayoría, argelinos, según la delegación.

El SUP denuncia de nuevo el estado de indefinición en que se encuentran los CIE, en una especie de limbo jurídico, que los convierte en cárceles sin serlo y sin estar dotados para ello. Y aseguran que detrás de este incidente está “la falta de medios humanos —cuatro funcionarios o cinco en el mejor de los casos— , la apertura del CIE sin la correspondiente evaluación de riesgos laborales, puertas de apertura manual, ausencia de esclusas, falta de responsables policiales en los turnos de trabajo...”. Por todo ello, recuerdan, “se reunió hace unos días la comisión de seguridad derivando en ella el director cualquier responsabilidad hacia “los políticos”, obviando la suya y la del jefe de seguridad, que es quien nombra los servicios que deberían garantizar la seguridad de los compañeros y de los propios internos”. Sánchez-Solís dijo ayer que, en el momento de la fuga, “estaba la plantilla encargada de la custodia al completo”, aunque no desveló la cifra de policías “por motivos de seguridad”.

Más información