Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meritxell Batet anima a los críticos del PSOE a presentar sus candidaturas

El presidente valenciano rechaza que se cambie el calendario del partido, sin tener Gobierno

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, este lunes.

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, ha animado este martes a los líderes territoriales críticos con Pedro Sánchez a presentar una candidatura para las primarias que se celebrarán el 23 de octubre. "Me parecería muy legítimo que se presentaran si piensan que hay otro proyecto, que es necesario otro rumbo", distinto del no a la investidura de Mariano Rajoy. En la misma línea se ha pronunciado Idoia Mendia, que ha asegurado que el congreso propuesto por el secretario general es la única opción después del "punto de no retorno" al que ha llegado el partido. La líder de los socialistas en el País Vasco, donde el PSOE ha cosechado los peores resultados desde 1980, ha pedido a los dirigentes "que sean coherentes" y "digan dentro lo que después mantienen en público".

"No creo que la convocatoria tenga como objetivo acallar las voces críticas. Creo que hemos llegado a un punto de no retorno y lo normal es que ese punto de no retorno tenga como salida natural un congreso ordinario, en el que la militancia tome partido, porque nos jugamos el futuro del partido", ha defendido Mendia. Batet considera que "es bueno que se presente alguien" y "defienda" una propuesta. "El ruido no ayuda, pero tener posiciones políticas diferentes", añade la socialista, permitirá consensuar una estrategia más sólida y adecuada.

Pilar Cancela, presidenta de la gestora del Partido Socialista de Galicia, ha respaldado asimismo este lunes la decisión de Sánchez de convocar ya el congreso del partido como "la mejor decisión" que se podía tomar en estos momentos. "El secretario general tiene una posición política, que no orgánica, y no hay mejor camino que la propia militancia decida si es la mejor opción o si otra alternativa debe tomar el timón del partido", ha recalcado Cancela.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, se ha sumado a las críticas. "No ha cambiado nada para cambiar el discurso ni el calendario del PSOE", ha dicho Puig en Barcelona, antes de pronunciar una conferencia en el Círculo de Economía y a la que ha asistido también el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. "Primero hablemos de la gobernabilidad de España y de si vamos o no a las terceras elecciones, y después ya afrontaremos el debate del socialismo español y la socialdemocracia europea", ha asegurado. En su opinión, los problemas que aquejan al PSOE no se reducen a un "debate nominalista" y debe afrontarse "con mucha prudencia y tolerancia".

Puig ha insistido en sus críticas a Sánchez cuando ha asegurado que "el cortoplacismo nunca da buenos resultados" y ha rechazado la etiqueta que se le atribuye de estar alineado con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. El presidente valenciano también ha negado su alineamiento con los líderes territoriales del PSOE: "No tengo nada que ver con la nobleza".

La presidenta del PSOE, Micaela Navarro, ha asegurado que discrepa de la fecha del congreso, que se celebrará en diciembre, aunque ha añadido que acatará lo que decida el comité federal el próximo sábado. "Lo mismo que defiendo el debate interno sin límites, también defiendo que hay que apoyar y acatar lo que decida la mayoría", ha insistido la también vicepresidenta del Congreso, que ha reconocido que los "dimes y diretes" dentro del partido son "a veces más de los que debieran" y que seguramente se han hecho "muchas cosas" que podrían ser "mejorables" como el "abuso" de algunos comentarios en las redes sociales.

Sánchez ha asegurado este martes, en una entrevista en la Cadena SER, que no presentará su dimisión en el caso de que el comité federal del PSOE de este sábado no apruebe su propuesta de congreso y primarias. Seis de los siete presidentes autonómicos socialistas no comparten la postura del secretario general. El líder socialista también se ha mostrado partidario de unas terceras elecciones antes que permitir, con la abstención de su partido, un Gobierno de Rajoy: "No quiero terceras elecciones, como no quería segundas elecciones, [pero] para un demócrata unas elecciones nunca son una mala solución. Una mala solución es que desde la izquierda, con el voto, se indulte a Rajoy. No puede ser un cuarto de hora más presidente del Gobierno".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información