Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo reafirma la mayoría absoluta del PP y En Marea logra el ‘sorpasso’

El PP consigue 41 diputados, y En Marea empata con los socialistas gallegos a 14 diputados, aunque les supera en 16.000 votos

Alberto Núñez Feijóo, este domingo, en Vigo.

Las elecciones en Galicia han otorgado una tercera mayoría absoluta para el PP de Alberto Núñez Feijóo. Con algo más del 99% de las papeletas recontadas, los populares lograrían 41 diputados (cuatro por encima del mínimo para gobernar en solitario). En la reñida carrera entre En Marea y los socialistas gallegos, empatan ambas formaciones políticas con 14 diputados (aunque En Marea supera en 16.000 a los socialistas). El BNG sumaría seis.

En lo que ha sido la cuarta cita electoral que vive Galicia en menos de año y medio, todos los partidos han llamado con insistencia a la movilización. El PP se ha confesado preocupado por el triunfalismo, y la izquierda, por que cundiese la desesperanza entre sus adeptos. Finalmente ha acudido a las urnas un 64,3% de los gallegos con derecho a voto, menos de un punto más que en 2012 (63,8%).

El PP ha llegado a esta jornada electoral con las encuestas a favor. Antes y después de la campaña los sondeos han pronosticado que el partido de Feijóo revalidaría su mayoría absoluta sin apenas sufrir desgaste después de siete años en el gobierno. Tras la derrota de Manuel Fraga en 2005 a favor de un bipartito PSOE-BNG, los populares recuperaron el poder en la Xunta en 2009 y lograron volver a gobernar en solitario en 2012, cuando la crisis y el desencanto político ya empezaba a convertir las mayorías absolutas en una especie en extinción en España.

A las 20 horas, con las puertas de los colegios cerradas, la Televisión de Galicia (TVG) ha hecho público un sondeo a pie de urna que también le otorga a Feijóo la mayoría absoluta. Según esta encuesta, el PP obtendría entre 38 y 41 diputados (el mínimo para revalidar es 38), mientras que En Marea y PSdeG-PSOE empatarían en representantes (entre 14 y 16), aunque la primera de estas fuerzas ganaría a los socialistas en votos. El BNG salvaría entre cinco y seis actas de las siete que obtuvo hace cuatro años y Ciudadanos se situaría a las puertas del Parlamento gallego (0-1).

En Galicia comenzó entonces también el nacimiento de la nueva izquierda, esa que busca la confluencia de activistas y militantes de partidos tradicionales y que en esta cita electoral se ha sometido a su gran examen. En 2012 fue Alternativa Galega de Esquerda (AGE), una coalición de los nacionalistas de Xosé Manuel Beiras y Esquerda Unida, la que comió terreno al PSdeG-PSOE y al BNG captando buena parte del malestar social provocado por la crisis económica. Esta vez ha sido En Marea la candidatura que ha tomado el testigo de ese proceso.

El resultado de estas elecciones no marcará solo el futuro inmediato de Galicia. Los líderes de PP y PSOE, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, se han sumergido en la campaña gallega con la esperanza de salir reforzados tras el 25-S en sus respectivas estrategias contra el bloqueo institucional que sufre España.

El secretario general del PSOE mantiene una dura y decisiva pugna con algunos barones territoriales de su partido que se oponen a su plan para intentar un gobierno alternativo al PP con el apoyo de Unidos Podemos y los partidos catalanes. Y el presidente popular espera un fracaso electoral de Sánchez para debilitar su rotunda negativa a dejarle gobernar en minoría. Rajoy se jugaba en Galicia la única mayoría absoluta que le quedaba a su partido en una comunidad autónoma tras el retroceso electoral que inició en los comicios de mayo de 2015.

Encuesta

Por motivos informativos la encuesta ya está cerrada al voto

¿Crees que los resultados del 25-S en Galicia y País Vasco facilitarán la formación de Gobierno en España?

  • 0%
  • No 0%
  • Ns/Nc 0%

Esta encuesta no es científica, responde tan sólo a las respuestas de los lectores que desean exponer su opinión.

Más información