Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP gallego fía su campaña al tirón de Feijóo, a quien aisla de las siglas del partido

La campaña del candidato en Galicia se desmarca de la de Rajoy y los líderes nacionales

Elecciones gallegas 2016 Alberto Nunez Feijoo
Alberto Nunez Feijoo, durante un mitin en Pontevedra. AFP

El 25 de septiembre hay elecciones vascas y gallegas, ambas con repercusión nacional, pero el PP las encara de forma muy diferente. El PP gallego fía todas sus apuestas al tirón personal y político de su candidato, que hace su ruta al margen de Mariano Rajoy y la dirección nacional. “La marca Feijóo trasciende a la marca PP, tiene más salida, tira y llega más que las siglas”, afirma Miguel Tellado, su jefe de campaña. El aspirante vasco, Alfonso Alonso, busca justo lo contrario y se arropa al máximo en Rajoy y los miembros del Gobierno.

Rajoy es, además de presidente del Gobierno y líder nacional del PP, gallego, y lo lleva muy a gala. Y tiene una relación especial con el candidato Alberto Núñez Feijóo. Estará siete días en Galicia en esta campaña, dará unos 25 paseos o participará en pequeños actos con simpatizantes y se implicará todo lo que le permita su agenda. Pero irá por su lado, con su caravana y al margen, en la mayoría de los casos, de Feijóo, excepto en los grandes mítines de apertura y de cierre. Lo mismo les ocurrirá a los ministros y miembros de la dirección nacional del partido que se han ofrecido para participar. El PP gallego es el embrión del PP nacional, cuenta con más de 100.000 militantes y tiene un funcionamiento autónomo.

Feijóo, cuando llegó en las elecciones de 2009, ya quiso imprimir su carácter. Lo habló con Rajoy. Quería dotarse de autonomía de acción y discurso, pero no provocar un enfrentamiento. El PP gallego impuso su estilo y organizó una campaña para Feijóo y otra, más pegada a los pueblos, para Rajoy. Aquel método funcionó y se repitió en 2012 y se ha tomado como base de la actual campaña electoral. El PP gallego, ahora, entiende que tiene más razones para poner distancias con su teórica matriz. Los escándalos y la cuestionada gestión del Ejecutivo central se lo han puesto en bandeja.

Miguel Tellado, jefe de campaña de Feijóo, no reniega de la distancia imprimida, ni siquiera de la ausencia de las siglas del PP junto a los lemas del aspirante. Lo justifica en razones prácticas y electorales: “Todo nuestro potencial y el protagonismo lo tenemos concentrado en Feijóo. Tontos seríamos si no utilizásemos esa marca que tiene más salida y llegada que las siglas nacionales”.

“Hartazgo”

Tellado aporta otros argumentos para desmarcarse de la política y el partido nacionales: “En la calle notas el hartazgo y el rechazo de la política en general, pero cuando hablas de Feijóo la cosa cambia, porque además tiene un proyecto más abierto y moderado, que da cabida a mucha más gente”. El PP gallego no boicotea a los dirigentes nacionales que llegan pero les hacen otra campaña (dicen que para llegar a más sitios).

El PP vasco ha diseñado justo lo contrario. Rajoy estará en mítines en las tres provincias vascas siempre con Alonso y los ministros son promocionados en actos sectoriales. “Somos un partido más pequeño que el gallego, aquí no gobernamos y es bien recibida su presencia para sacar músculo de la gestión”, concede el equipo del candidato para defender la oportunidad de tener a Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel García Margallo, Isabel García Tejerina, Rafael Catalá, Fátima Báñez o a Cristina Cifuentes.

Más información