Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Código Ético del Banco Mundial exige transparencia y ejemplaridad

La organización cuenta con un Comité que supervisa la conducta de los funcionarios

Asamblea Anual organizada por el Banco Mundial en Lima (Perú) en 2015. Ampliar foto
Asamblea Anual organizada por el Banco Mundial en Lima (Perú) en 2015. EFE

El código ético de los funcionarios del Banco Mundial, al que ha sido nombrado el exministro José Manuel Soria como candidato por España a director ejecutivo, define las normas y conductas que se requieren a los miembros de la organización. Entre las más importantes destacan la exigencia de ejemplaridad y transparencia económica del funcionario y sus familiares cercanos. La organización cuenta asimismo con un Comité Ético que supervisa la actividad de los miembros y al que se remiten todos los casos de conflicto de intereses.

El documento recalca la "internacionalidad" del cargo del director ejecutivo y especifica que sus decisiones tendrán que responder solo a consideraciones económicas. Además, ningún funcionario podrá interferir en las cuestiones de los países miembros. Por otra parte, los miembros tendrán que "respetar las leyes territoriales" de manera que no "se perciba que los miembros abusan de los privilegios o de la inmunidad" de la organización. El Comité Ético tendrá que ser informado asimismo de cualquier cuestión judicial que surja.

El Banco Mundial insta a sus funcionarios a no abusar de su condición y respetar todo procedimiento sin "ejercer influencias impropias en la gestión". El Código especifica que todos los miembros de la ejecutiva tendrán que responder a un principio de transparencia y hacer públicos todos los ingresos personales y de los familiares cercanos. La oficina de revisión financiera será la encargada de revisar estas declaraciones y, en caso de irregularidades, las remitirá al Comité Ético. 

El Código también contempla normas contra los casos de conflicto de intereses y de soborno. En caso de que surja un conflicto de interés, este será remitido al Comité Ético, que tendrá que juzgar el caso. Todo funcionario está obligado a desempeñar su función con "tacto y juicio", para no transmitir una imagen impropia de la organización. "Los regalos, favores, préstamos o servicios no podrán ser aceptados", detalla el documento.

Más información