Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luís Villares: “La sociedad gallega no demanda un referéndum”

El exmagistrado en el Tribunal Superior es candidato de En Marea a la Xunta de Galicia

Luís Villares, candidato por En Marea a la presidencia de la Xunta de Galicia. Ampliar foto
Luís Villares, candidato por En Marea a la presidencia de la Xunta de Galicia.

Luís Villares (Lugo, 1978) era magistrado en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia hace apenas un mes. Exportavoz de Jueces para la Democracia, tras una década en la judicatura ahora es el candidato de En Marea —donde se integra Podemos— a las elecciones gallegas. Fue apoyado en primarias por el 86% de las bases.

Pregunta. ¿Por qué ha colgado la toga por la política?

Respuesta. Por una convicción personal de que había injusticias que una sentencia no podía remediar porque dependía de una ley que era injusta, y eso obliga a cambiar las leyes. También hay Gobiernos que actúan de forma totalmente contraria al interés general, y eso tampoco se soluciona bien con las sentencias.

P. Hay una tendencia creciente de jueces que se pasan a la política. ¿Querrá volver después?

R. Bueno, no pretendo vivir de la política el resto de mi vida.

P. El pacto del PP y Ciudadanosincluye una medida contra las puertas giratorias del mundo judicial al político, que le afectaría personalmente. Establece que se aprueben plazos estrictos de moratoria para el regreso a la carrera judicial. ¿Qué le parece?

R. Parece un poco extraño, va en contra de las tendencias europeas partidarias de un mayor contagio entre los jueces y la sociedad. Que haya moratorias para asegurar la independencia de los jueces no tiene dificultad. Pero no se puede cernir la sombra de la duda sobre ciudadanos que, ejerciendo sus derechos, deciden participar en la actividad política.

P. La candidatura de En Marea se ha constituido con tensiones. Podemos se integró in extremis tras un pulso con los socios, que perdió. ¿Qué le parece cómo actuó Podemos?

R. Cada organización tiene sus tiempos. La gente de base de Podemos estuvo desde el principio integrada en la confluencia, y la dirección política acabó percibiendo que era lo mejor. Era lo que pedía la dinámica política de Galicia. Podemos llega aquí no derrotado, sino convencido.

P. Le toca cohesionar a una amalgama de formaciones.

R. Constituimos una organización unitaria, no una coalición de partidos. Queríamos una organización estable. Yo soy hijo de la confluencia.

P. ¿Podrán llegar a un acuerdo con el PSOE en Galicia, después de que no haya sido posible entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias?

R. Me parece una falta de responsabilidad total que el PSOE y Podemos no fueran capaces de llegar a un acuerdo, cuando tenían puntos de coincidencia programáticos importantes. Eso no va a pasar en Galicia. Nosotros garantizamos que habrá un Gobierno alternativo al PP.

P. ¿ Cuál es su postura sobre el nacionalismo gallego?

R. Pensamos que Galicia es una nación y que nunca estuvo gobernada en clave de país. Se hizo de forma clientelar, local. Proponemos un ejercicio del autogobierno responsable. Es necesario reformarlo mediante un desarrollo estatutario; también con el régimen de transferencias, que se han dejado de lado porque Feijóo renunció a ser el presidente de Galicia para ser un presidente sucursalista con aspiraciones de irse a Madrid.

P. ¿Qué competencias quiere?

R. La seguridad en el tráfico marítimo; las competencias en tráfico, por las singularidades de nuestra red viaria; y la gestión de la competencia laboral.

P. ¿Debe Galicia celebrar un referéndum de independencia?

R. No, en absoluto es una demanda de la sociedad gallega. Las instituciones de autogobierno no han sido desarrolladas.

P. ¿Y en Cataluña sí debe celebrarse un referéndum?

R. Sí. Respetamos la dinámica de cada una de las naciones del Estado. En Cataluña hay una clara pulsión social a favor del ejercicio del derecho de autodeterminación. Hay que preguntar a la gente cómo quiere decidir su futuro. Lo respetamos y lo apoyamos.

P. Pero usted es juez y el marco constitucional no permite un referéndum de independencia.

R. Como juez soy consciente de que hay limitaciones en relación con eso, pero también de que una Constitución no es una Biblia. Los problemas políticos requieren soluciones políticas.

Más información