Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP llama al PNV a apoyar a Rajoy y Ciudadanos advierte de que son incompatibles

Alonso, candidato a lehendakari, pide a los nacionalistas que salgan del "frente del bloqueo"

PP y Ciudadanos.  El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, el pasado domingo.

El PP pide ayuda abiertamente  al PNV para salir del bloqueo político. Hasta ahora habían centrado sus esfuerzos en el PSOE y Ciudadanos, pero el candidato popular a lehendakari, Alfonso Alonso, llamó este martes a los nacionalistas vascos a salirse del “frente del bloqueo”. Si los socialistas mantienen su no y Mariano Rajoy fracasa en el debate de investidura, el líder del PP no descarta volver a intentarlo tras los comicios vascos del 25-S, cuando el PNV no tenga esa presión electoral. Ciudadanos avisa de que ellos y el PNV son difícilmente compatibles.

El exministro de Sanidad y candidato del PP a lehendakari,  Alfonso Alonso, hizo este martes un llamamiento al PNV para que apoye a Rajoy. “Si quiere demostrar que es un partido que apuesta por la estabilidad y la moderación, la prueba es cambiar su voto del no y salirse del frente del bloqueo”. Hasta ahora, los populares habían descartado intentar negociar con los nacionalistas vascos y habían descargado toda la presión sobre el PSOE.

Preguntado por si habían modificado su estrategia, sobre todo ante la posibilidad de un posible segundo intento de investidura  tras las elecciones vascas del 25 de septiembre, el vicesecretario de organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, respondió: “Es verdad que el PNV son cinco escaños y con ellos tampoco llegaríamos a los 176 —la mayoría absoluta— pero cuanto más nos acerquemos mejor. Cuándo sale de su posición de bloqueo es su decisión, aunque ahora parece más preocupado por sus resultados electorales en el País Vasco que por facilitar la gobernabilidad de nuestro país”.

“La respuesta es la misma que llevamos dando desde hace semanas. Votaremos no a Rajoy”, respondieron ayer fuentes del PNV. “Los motivos son múltiples: recursos a leyes vascas, invasión competencial continua, cuatro años de rodillo, la única inversión importante que tiene el Estado en Euskadi —la Y vasca— se sigue retrasando, inacción en asuntos importantes como paz y convivencia o la crisis del acero vasco...”, añadieron. “Y ahora, con [el pacto] Ciudadanos, nos aleja aún más. El autogobierno está en riesgo con un partido que lo ha laminado durante años y con otro que quiere acotar competencias cuando ni siquiera todo el Estatuto se ha cumplido”.

Si las negociaciones con Ciudadanos y Coalición Canaria culminan con éxito, Rajoy tendría 170 votos en el debate de investidura que comienza el próximo 30 de agosto; es decir, le faltarían 6 síes en la primera votación y 11 abstenciones en la segunda, cuando es suficiente obtener mayoría simple para salir investido. Si fracasa, fuentes de la dirección del PP no descartan que Rajoy vuelva a intentar presentarse a un debate de investidura después de las elecciones vascas. El PNV compite por mantener su hegemonía en Euskadi pese al auge de Podemos y cree que apoyar a Rajoy perjudicaría su campaña. Pero los populares confían en que ese escenario pueda cambiar después de la cita con las urnas. Los nacionalistas vascos ya apoyaron con sus votos la investidura del popular José María Aznar en 1996.

El aviso de Ciudadanos

Pero desde Ciudadanos ya avisan de que son difícilmente compatibles con cualquier pacto con el PNV. El vicesecretario general del partido, José Manuel Villegas, explicó este martes que en ningún caso el PP puede llegar a acuerdos con otros partidos que sean “incompatibles” con el que están negociando ambas formaciones para la investidura de Rajoy, así como con el programa e ideario de Ciudadanos. Y “es difícil que haya un acuerdo político de contrapartidas al PNV que sea compatible con los términos del pacto que estamos negociando con el PP”.

El número dos de la formación de Albert Rivera hizo hincapié en que el pacto que firmarán con el PP, si finalmente sale adelante, incluirá un compromiso contra las consultas “separatistas e independentistas en ningún territorio de España, lo que contradice las propuestas que está presentando el PNV”.

La VII Asamblea Nacional del PNV aprobó en Pamplona el pasado febrero casi por unanimidad su hoja de ruta hasta 2020, que pasa por aprobar un nuevo estatuto que reconozca la nación vasca, la bilateralidad y el derecho a decidir. El partido de Andoni Ortuzar propone usar las vías legales y pactadas con el Estado para aplicar ese texto tras dos referendos, uno después de aprobarse en el Parlamento vasco y el segundo tras pasar por el Congreso de Diputados.

Ciudadanos, que siempre ha mantenido un discurso firme contra los nacionalistas, defiende además la necesidad de recalcular el cupo vasco para luego eliminar el concierto económico en esta comunidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información