Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes encabeza el sí a las condiciones de Rivera

El PP ve "asumible" la propuesta, pero cita matices que Ciudadanos rechaza negociar

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, que gobierna con el apoyo de Ciudadanos, anunció este jueves que votará que sí a las seis condiciones de Albert Rivera. "Lo importante ahora es formar Gobierno”, dijo. Seis dirigentes y miembros de la Ejecutiva del PP consultados por EL PAÍS descartan una respuesta negativa y consideran “asumibles” sus requisitos, aunque en algunos, como los aforamientos o la ley electoral, proponen “matices”. Ciudadanos, no obstante, insiste en que son innegociables. El Gobierno las estudia “política y legalmente”.

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, este jueves en Ávila.

A cinco días de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional al que Mariano Rajoy quiere consultar las seis condiciones de Albert Rivera, solo Cristina Cifuentes, socia de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, plantea un sí sin matices. “Son cuestiones que yo misma he planteado en nuestro programa electoral y lo importante ahora es formar Gobierno”, dijo. La presidenta madrileña cree que la comisión parlamentaria por la presunta financiación ilegal del partido “se convertirá en un juicio universal contra el PP”, pero afirma que “es mejor colaborar que oponerse”. El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, que también firmó su pacto de investidura con Ciudadanos y es miembro de la Ejecutiva popular, insiste en que el caso “ya está siendo investigado con rigor por la justicia” y cree que una comisión parlamentaria podría convertirse en “un circo político”. En cualquier caso, añade, “votaré lo que proponga Mariano Rajoy”.

Tras conocer las condiciones de Rivera, el líder del PP dio orden a los suyos de guardar silencio y al día siguiente anunció que convocaba al Comité Ejecutivo Nacional el próximo miércoles para consultarles la propuesta. Rajoy no rechaza los requisitos de Rivera, que definió como “un paso importante”, y la ejecutiva aceptará lo que proponga su líder porque en el PP no ocurre de otro modo y son contadas las ocasiones en las que algún miembro del partido ha utilizado dichas reuniones para oponerse a algo.

Pero Rajoy no ha decidido aún el formato de esa reunión y ha trasladado a sus colaboradores más cercanos que se tomaba el puente para pensarlo. El líder del PP llevará una propuesta, que someterá a debate y puede que sin llegar a votarla siquiera, la ejecutiva decida simplemente “trasladar su confianza a Rajoy para negociar ese documento con Rivera de tú a tú”. En ese caso, no habría una aprobación formal y el PP trataría de ganar tiempo y aumentar la presión sobre el PSOE para poder fijar una fecha del debate de investidura confiando en los apoyos necesarios.

"Matices"

Los dirigentes consultados descartan, en cualquier caso, un rechazo a las condiciones, que ven “asumibles”, aunque señalan matices. Ciudadanos, no obstante, insiste en que sus condiciones son innegociables.

El presidente murciano cree que la propuesta de Rivera es “similar” a lo planteado en gobiernos autonómicos, como el suyo, y no ve ninguna “línea roja”. Isabel Bonig, presidenta del PP valenciano, cree que son “un buen comienzo”, pero que la ejecutiva debe “matizarlas y decidir”. “Rechazarlas sería una barbaridad, aprobarlas sin más, demasiado fácil, e introducir matices, arriesgado, pero posible”, resume otro dirigente popular.

El vicesecretario de comunicación, Pablo Casado, descarta que se presente una “contraoferta” como tal, pero insiste en que algunas condiciones requieren “reformar la Constitución”, es decir, más votos que los del PP. Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas, añade: “Ocupan un folio, pero si requieren reformas legales importantes no pueden despacharse en un sí o no”. Los “matices” son sobre la extensión del aforamiento; la proporcionalidad en la ley electoral y la comisión de investigación, que el PP podría pedir extender a otros partidos. La Moncloa ha destinado a un equipo a estudiar las condiciones “política y legalmente”. 

Incómodos, pero ausentes

N.J.

En la lista de casi un centenar de cargos del comité ejecutivo del PP hay una decena de nombres incómodos, pero no suelen asistir a las reuniones y dirigentes del PP dudan que vayan a hacerlo ahora. Es el caso de Rita Barberá, que el miércoles podría opinar sobre dos condiciones de Rivera que le afectan: los aforamientos y la suspensión de los cargos públicos imputados por corrupción.Barberá no está imputada,  pero tanto un juez de Valencia como la fiscalía han pedido al Supremo que lo haga.

El expresidente madrileño Ignacio González aún figura en la lista de miembros de la ejecutiva que facilita el partido, pero en realidad no lo es desde que dimitió como secretario del PP madrileño en enero. Tiene, además, un expediente abierto en el partido desde que fue imputado en marzo por el caso ático. 

Ocurre algo parecido con Ana Mato, que dimitió como ministra de Sanidad por su vinculación con el caso Gürtel, dejó la política el pasado noviembre y ha pedido su baja en el Comité Ejecutivo Nacional.

Tampoco el expresidente José María Aznar suele asistir a las ejecutivas, aunque sí lo hizo, para sorpresa de sus compañeros, tras las elecciones del pasado 20 de diciembre para criticar los resultados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información