Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy lleva a La Zarzuela su optimismo sobre un posible acuerdo de investidura

El presidente en funciones despachó con Felipe VI tras entrevistarse con Rivera

El Rey durante la audiencia a Mariano Rajoy el pasado 28 de julio. Ampliar foto
El Rey durante la audiencia a Mariano Rajoy el pasado 28 de julio. EFE

El Rey recibió este miércoles al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en el tradicional despacho de verano, que este año se trasladó de Marivent a La Zarzuela debido a la situación de incertidumbre que vive España tras más de siete meses de interinidad institucional.

En un día con la agenda muy apretada, Rajoy mantuvo este encuentro confidencial con el jefe del Estado, del que no hubo ni imagen ni valoración pública por parte de ninguna de las dos instituciones. Acudió a La Zarzuela después de reunirse en el Congreso con el líder de ciudadanos, Albert Rivera, durante una hora y veinte minutos con los requisitos para formar un Ejecutivo como meta.

Los despachos del Rey con el presidente se centran habitualmente en asuntos de gobierno, pero con los ministros en funciones y con la actividad legislativa detenida, la complicada negociación que lleva a cabo Rajoy a propósito de la investidura se imponía como el punto prioritario del encuentro.

El presidente no reveló ningún detalle del contenido de la entrevista: “Lo que le tenga que decir al Rey, se lo diré al Rey, como siempre”, advirtió durante la rueda de prensa posterior a su reunión con Rivera, de la que, pese a concluir sin ningún avance para la investidura, salió más optimista. El primer paso de “la más larga caminata”, como definió el presidente en funciones “el canal de información permanente” abierto con Rivera, era la noticia más positiva que podía llevar ayer a Felipe VI.

Tras el fracaso de la entrevista con Pedro Sánchez, el resultado del encuentro con el líder de Ciudadanos podía ser decisivo para que Rajoy continuara en la carrera por la investidura. “Ayer [por el martes] no había negociación, pero hoy hemos dado un paso”, alentó el líder del PP en su comparecencia.

El presidente, pese a que no ha logrado sumar ningún apoyo más a sus 137 diputados en sus citas con Sánchez y Rivera, dio alguna muestra de no desfallecer en su intención. “Si no viera ninguna posibilidad, no hubiese aceptado el encargo del Rey. El 20 de diciembre era evidente que no la había. Ahora no es fácil pero ya no es tan evidente. Si llegara a la convicción que llegué el 20 de diciembre estaríamos en un escenario diferente”, explicó.

Pero con todo, fiel a su estilo, no dejó escapar la posibilidad de esparcir más niebla sobre si afrontará el debate de investidura en el caso de que no consiga votos suficientes para lograr el respaldo del Congreso de los Diputados: “No doy nada por supuesto”.

Más información