Podemos decide acudir en coalición con En Marea a las elecciones gallegas

La formación de Iglesias quiere negociar el pacto con el partido instrumental en el que rechazó integrarse

Carmen Santos, líder de Podemos Galicia, en una asamblea.
Carmen Santos, líder de Podemos Galicia, en una asamblea.ÓSCAR CORRAL

Las bases de Podemos en Galicia han respaldado el criterio de la dirección nacional y han optado por acudir a los comicios gallegos en coalición con el recién formado partido instrumental En Marea del que el pasado fin de semana decidieron desvincularse y quedar fuera. La consulta telemática impulsada por la secretaria general de la organización morada en Galicia, Carmen Santos, se ha saldado con un respaldo del 75,65% de los votos a la propuesta avalada por el sector del partido afín a Pablo Iglesias, que no ha dejado de hacer llamamientos a esta unidad electoral para consolidarse como alternativa al candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo. Tras el recuento del escrutinio interno, Santos ha anunciado que la fórmula de confluencia será "a la catalana", manteniendo el "respeto a las singularidades" y rigiéndose por criterios de "mayorías sociales". Desde En Marea se cuestiona la posibilidad de encaje del pacto, aunque oficialmente el nuevo partido valora positivamente la decisión.

Más información
Un amplio sector de Podemos en Galicia aboga por romper con la coalición En Marea
Las alianzas de Podemos quieren imponer sus prioridades

El resultado de la consulta a las bases de Podemos da la vuelta al respaldo del 80% con el que las asambleas gallegas de esta formación refrendaron hace cuatros días su postura de permanecer como independiente. La decisión de confluir con En Marea genera ahora serias preocupaciones en el partido instrumental fundado el sábado pasado. "Va a ser muy complicado el encaje, tanto por una cuestión de plazos como por el hecho de que Podemos, que reivindica una nueva forma de hacer política, pretende jugar a la vieja usanza y negociar en pie de igualdad, a dos, con un montón de partidos que hemos renunciado a nuestra identidad por una candidatura unitaria", sostienen fuentes del nuevo partido.

Ni siquiera es un problema de talante. Tras el adelanto de los comicios anunciado este lunes por Feijóo para el 25-S, los plazos apremian y En Marea tiene ya un ajustado calendario con la convocatoria de primarias para el final de esta semana y un engranaje electoral en marcha. Esperar ahora por el proceso interno de Podemos supondría para el nuevo partido instrumental "un considerable paso atrás", sostienen los representantes de esta formación consultados por EL PAÍS.

A las dificultades metodológicas apuntadas se suma la crisis interna en la que está sumida la organización de Pablo Iglesias en Galicia. Hace apenas 15 días, una decena de secretarios generales de la formación de Pablo Iglesias en esta comunidad y la corriente que se reivindica más galleguista, Xuntos Podemos, suscribieron un manifiesto a favor de la ruptura de la coalición, convencidos de que, a la vista de los resultados del 26-J, esta "no funciona". Ante el respaldo mayoritario de las bases a la opción de la alianza electoral frente a la de acudir en solitario a los comicios gallegos, los integrantes de Xuntos Podemos reaccionan felicitando a Santos por haber celebrado las consultas que han frenado la inclusión de esta fuerza en el nuevo partido instrumental en donde, sostienen, quedarían diluidos.

Estos críticos al sector oficialista de Iglesias, partidario de la confluencia, reclaman el cumplimiento de los estatutos de Podemos y que se eviten "las dobles militancias en varias formaciones por parte de muchas personas que incluso están en puestos orgánicos en nuestro partido", en alusión a los diputados Antón Gómez-Reino, afín a Iglesias, y a la errejonista Ángela Rodríguez. Ambos forman parte, a título individual, del nuevo partido instrumental.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Xuntos Podemos marca, además, una línea roja: el veto al magistrado Luis Villares, sondeado por En Marea para encabezar la candidatura a la presidencia de la Xunta. Reclaman este puesto para Carmen Santos; una opción que descarta el nuevo partido, que ofrece a la formación de Iglesias unas primarias conjuntas.

Por su parte, el sector de Podemos contrario a Santos e integrado en el Consello Cidadán Galego presiona por apartar a la secretaria general de la negociación. "No tendría sentido que encabezasen el diálogo personas que hasta ahora han torpedeado el proceso de confluencia y se han pronunciado a favor de que Podemos concurra en solitario a los comicios gallegos", sostienen estos representantes. El Consello Cidadán reclama su representación para decidir los pasas a seguir.

A diferencia de la alianza con la que la formación de Iglesias, Anova y EU se presentaron a las generales, el partido fundado el sábado ha sido impulsado por las mareas municipales que en la cita estatal se limitaron a apoyar a la coalición. Las candidaturas de unidad popular surgidas en las elecciones locales de 2015 en Galicia llevan meses trabajando en torno a la plataforma Mareas en Común, germen de la formación nacida para las autonómicas, si bien el liderazgo lo han asumido los regidores de A Coruña, Santiago y Ferrol, que hace un año lograron arrebatarle estas alcaldías al PP.

Horas después de que, este miércoles, Podemos anunciase la decisión del pacto, la coordinadora de En Marea celebraba una reunión para aprobar el calendario elaborado por el comité electoral para afrontar las primarias que comenzarán esta misma semana. El desconcierto por la pretensión de Podemos de coaligarse en pie de igualdad con las 40 candidaturas municipalistas, Equo, Anova e IU integradas en el nuevo partido fue considerable. "Negociaremos", repiten los representantes de En Marea precisando que "será muy complicado" encontrar el encaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS