Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nacionalismo gallego celebra su gran fiesta más dividido que nunca

Las elecciones autonómicas y las discrepancias sobre la relación con Podemos e Izquierda Unida marcan el Día da Patria Galega

Manifestación del BNG en la praza da Quintana de Santiago por el Día da Patria Galega.
Manifestación del BNG en la praza da Quintana de Santiago por el Día da Patria Galega.

Tres puntos de Santiago de Compostela, tres actos políticos, tres nacionalismos. Después de que tal día como hoy del año pasado dirigentes de todos los partidos soberanistas —el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y sus escisiones Anova, Compromiso por Galicia y Cerna—, Podemos y Esquerda Unida (EU) se reunieran en la misma manifestación por el Día da Patria Galega, en la cita de este lunes ha reinado más que nunca la división. Detrás de este alejamiento está la batalla electoral por las autonómicas del próximo otoño pero también el fracaso de las negociaciones entre todas estas formaciones para confluir en una misma candidatura para las generales. Las discrepancias sobre la relación con Podemos e Izquierda Unida han agrandado las fisuras en el nacionalismo gallego, partido en varios pedazos desde hace cuatro años.

Beiras se dirige a los suyos por el Día da Patria.
Beiras se dirige a los suyos por el Día da Patria.

Miles de personas han marchado por el centro de la capital gallega, entre la Alameda y la praza da Quintana, en la manifestación convocada cada año por el BNG, la misma que en 2015 agrupó bajo una insólita llamada unitaria a fuerzas estatales y a representantes de las formaciones que se escindieron de la organización nacionalista en 2012, incluidos los fieles a Xosé Manuel Beiras que fundaron Anova y que son partidarios de tejer alianzas con la izquierda rupturista de ámbito estatal que encarnan Podemos e Izquierda Unida.

En el arranque de la movilización de este lunes, la líder del Bloque y candidata a la Presidencia de la Xunta, Ana Pontón, ha pedido el voto para “derrotar a Feijóo” porque, en referencia a PSOE y En Marea, "para cambiar Galicia necesitamos un proyecto nacionalista, no un corta y pega escrito desde Ferraz o desde la Complutense". "Sé que estamos en un momento complejo, que requiere confianza y unidad, capacidad para reconocer errores y mano tendida a todos los nacionalistas, pero cada día que pasa tengo más convencimiento de que necesitamos fuerzas políticas propias", ha proclamado Pontón.

Semana clave para la marea de las autonómicas

S. V.

Las mareas municipales y los partidos que las apoyan, entre ellos Anova, Podemos y EU, afrontan una semana clave. Este sábado se celebrará en Vigo la Marea Constituínte, el acto político en el se pretende dar el impulso definitivo a una candidatura ciudadana para las autonómicas de otoño, una iniciativa que no está apoyada por el BNG, que ya ha hecho pública su propia lista electoral. La participación de Podemos en el proceso no está todavía clara, ya que en el partido morado se está dirimiendo una lucha entre la dirección gallega y el sector liderado por los diputados de En Marea. La secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos, quiere someter a la votación de las bases la implicación de Podemos en la candidatura de unidad popular, una medida y unos tiempos que no convencen a los críticos, que tienen como cabezas visibles a los parlamentarios Angela Rodríguez y Antón Gómez-Reino.

A menos de mil metros de los seguidores del BNG, en el compostelano parque de Galeras, Xosé Manuel Beiras ha arengado a los suyos en favor de los pactos con fuerzas estatales pero sin “servidumbre”. "Las alianzas a nivel de Estado son indispensables para poder catapultar nuestra cuestión nacional, son indispensables para poder hacer a nivel de Estado lo que nosotros no tenemos potencia suficiente", ha defendido quien fue líder del BNG entre 1982 y 2002. "Pero si se convierten en un cepo, si nos crean una situación de servidumbre, tendremos que repensarlas y reformularlas", ha añadido el veterano nacionalista después de los roces que Anova ha tenido con Podemos y EU, entre otras cosas, por el bloqueo de estas formaciones a que En Marea se presentarse a las pasadas generales como partido instrumental y con unas candidaturas elegidas por primarias abiertas.

En su acto por el Día da Patria Galega los de Beiras han recibido el apoyo de Carlos Aymerich, un exdirigente del BNG que acaba de abandonar esta organización, y de Cerna, un pequeño partido formado por personas escindidas primero del BNG y después de la propia Anova. Paradójicamente, no han estado representados, sin embargo, los socios de Beiras en En Marea. Podemos Galicia ha optado este año por no participar en ninguno de los actos políticos del Día Nacional de Galicia, según ha confirmado la dirección del partido morado, mientras que EU, aliado de Anova también en el Parlamento gallego, ha enviado “como siempre” a dos representantes a la marcha convocada por el BNG.

"La patria de Podemos es la gente", ha afirmado la secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos, en un comunicado por el 25 de julio. EU, por su parte, ha hecho público un manifiesto en el que defiende, aludiendo a la experiencia de En Marea, "sumar energías para restar egoísmos" de cara a las elecciones autonómicas.

A dos kilómetros de las otras fiestas nacionalistas, en el parque Eugenio Granell de Santiago, se han reunido los militantes de Compromiso por Galicia, una formación también escindida del BNG que se proclama socialdemócrata y que tiene, sobre todo, implantación municipal. Su líder, Xoán Bascuas, ha subido al estrado en compañía del portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, quien ha calificado a este partido nacionalista como "una fuerza política gallega centrada". Sobre el debate que divide hoy al nacionalismo gallego, Bascuas ha subrayado que su formación es una "fuerza propia y sin dependencias": "El galleguismo está solo en Compromiso y en ningún lugar más".