Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE y Podemos deducen que 10 votos nacionalistas han ido al PP

Los socialistas animan a Rajoy a que siga esa senda para su investidura

Pedro Sánchez hoy en el Congreso

No es elucubración sino certeza la que tienen el PSOE y Podemos respecto a que el PP y los nacionalistas de la antigua Convergència y el PNV llegaron a un pacto sobre la constitución de la Mesa del Congreso. Una decena de votos marcaron este martes la votación de las vicepresidencias al proceder necesariamente de los grupos catalanes y vascos aunque ERC se desmarcó categóricamente. Los socialistas creen que la senda de entendimiento que “inauguró Mariano Rajoy”, debe continuar hasta conseguir ser investido presidente “con afines ideológicos”.

Solo ironía se percibió este martes en el PSOE en tanto que en Podemos se apreció enfado al constatar que había habido un pacto entre el PP y grupos nacionalistas para conformar la Mesa del Congreso. “No lo deduzco, lo afirmo”, señaló a EL PAÍS el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando. Según sus cálculos, los diez votos “de más” que obtuvo el PP en la votación de una vicepresidencia procedieron de la antigua Convergència, hoy Partido Demócrata Catalán, y del PNV, más Coalición Canaria. La suma fue de 179 cuando el PP y Ciudadanos solo quedaron en la votación anterior en 169. Es decir, los 137 de diputados populares y los 32 de la formación de Albert Rivera. “Los 85 socialistas hemos votado a nuesros candidatos”, recalcó Hernando, que aludió a los 71 de Podemos para descartar a otro grupo. “Ahora hace falta que esos 10 votos hoy secretos se hagan públicos y sirvan para la investidura del señor Rajoy", alentó el dirigente socialista.

El día anterior, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en una reunión a puerta cerrada con su grupo parlamentario, consideró conveniente atraer a los nacionalistas “a la gobernabilidad de España”. Sobre esta afirmación, el portavoz parlamentario socialista se congratuló de que Rajoy hubiera roto la barrera que tenía levantada y haya buscado apoyo entre los nacionalistas e independentistas. El resquemor que despertó el lunes entre algunos sectores del PSOE las palabras de Sánchez “no tiene ninguna base ni fundamento”, señaló Hernando porque no estaba pensando en él sino en el PP. El secretario general de los socialistas señaló que había que sacar “del limbo a los 17 diputados de Convergència y de ERC” y atraerlos a la gobernabilidad de España.

Algunos interpretaron que Sánchez dejaba la puerta abierta a intentar una mayoría alternativa de Gobierno a Rajoy, si este fracasa, con los apoyos de los nacionalistas. Desde el entorno de Sánchez se ha negado esa interpretación.

Iglesias acusa a Homs

La actitud de Podemos, sin embargo, no es meramente irónica como la del PSOE, sino que denota contrariedad. Iglesias acusó al portavoz de Convergència, Frances Homs, y a su formación de haber apoyado en las votaciones al PP, precisamente el partido “que le quiere encarcelar” en Cataluña por su participación en la consulta del 9-N de 2014 “y que tal vez lo consiga en unos meses”. “Sería una mala noticia”, concluyó Iglesias, que el “que CDC y el PNV” consintieran que el líder del PP siga en La Moncloa. Hasta el lunes, él mismo e Íñigo Errejón buscaron el apoyo de Homs para la candidatura de Xavier Domènech como presidente del Congreso.

En este contexto, según el líder de Podemos la posibilidad de formar un Gobierno alternativo al de Mariano Rajoy con el PSOE y otras fuerzas nacionalistas está “severamente comprometida”. El coordinador federal de IU y diputado de Unidos Podemos, Alberto Garzón, evitó enterrar del todo esa hipótesis y aseguró que seguirá trabajando para buscar otra opción. “Si el PSOE cambia de idea, a IU y a Unidos Podemos nos tendrá como aliados potenciales”, señaló.

En los próximos días, el camino quedará más despejado. Y, mientras Iglesias asume que sus 71 diputados deben ponerse a trabajar en el Congreso para afianzarse como fuerza de oposición y demostrar su utilidad, el PSOE vaticina que se verán hechos que beneficien a los nacionalistas. Se trata de la obtención de grupo parlamentario de Convergència, como la concesión más destacada, gracias al apoyo del PP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información