Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE plantea abstenerse si Rajoy logra el apoyo de Ciudadanos

La dirección socialista se declara ajena a la responsabilidad de la investidura del líder del PP

El líder del PSOE, Pedro Sánchez. Ampliar foto
El líder del PSOE, Pedro Sánchez. AFP

No es una pose ni una táctica dilatoria. En el PSOE aseguran que la posición política expresada este miércoles por su secretario general tras entrevistarse con el presidente en funciones se mantiene intacta: Rajoy no puede contar con ellos para sacar adelante su investidura. Aunque la expresión “a día de hoy”, utilizada por Sánchez, abrió una puerta a un posible cambio de opinión, las fuentes consultadas señalan que en ningún caso supondrá que este partido accederá a soportar todo el peso de la investidura de Rajoy como le reclama el PP. Si Ciudadanos votara a favor, la situación cambiaría radicalmente, porque el líder popular contaría con 170 escaños, si Coalición Canaria también le da el sí.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se unió este jueves a las reflexiones que ya había expresado públicamente el presidente socialista de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Iceta dijo que sería “temerario” e “irresponsable” que el PSOE facilitase un Gobierno de Rajoy si solo cuenta con 137 diputados. Pero a continuación añadió que si el PP lograra más apoyos —en clara referencia a los 32 diputados de Ciudadanos, aunque no lo mencionó expresamente—, “se estaría en otra situación que habría que reflexionar y valorar”.

Sin ánimo de “revancha”, según el PSOE, se cita parte del discurso de Rajoy en la fallida investidura de Sánchez, para devolverle los argumentos. En esa sesión, el líder del PP utilizó la ironía y el sarcasmo para preguntar al candidato propuesto por el Rey cómo se atrevía a presentarse en el Congreso a pedir apoyo para ser presidente del Gobierno cuando solo llevaba consigo 130 escaños: los suyos, los de Ciudadanos y de Coalición Canaria. “Con 137 escaños el señor Rajoy no puede intentar gobernar y eso es lo que ahora tiene”, señalan fuentes de la dirección socialista.

El PSOE, como explicó el miércoles su secretario general, le exige a Rajoy que vincule en sus esfuerzos por sumar apoyos la investidura con la gobernabilidad. No basta con sacar adelante una primera votación, sugieren. Es necesario que el Gobierno que surja tenga estabilidad y capacidad para tomar medidas. De esto hablaron en su reunión de más de 80 minutos Rajoy y Sánchez. El líder socialista no dio al del PP la menor esperanza de que el PSOE pudiera facilitar su investidura. El tono fue cordial, insisten en la dirección socialista, pero muy sincero. “Pedro Sánchez atenderá las llamadas del presidente pero no negociará su investidura mientras no tenga a nadie que le apoye”, aseguran las fuentes cercanas al secretario general. Con este planteamiento, en el PSOE se considera del todo inútil que se insista en poner el foco y la presión sobre ellos. Según su visión, Ciudadanos debe ser la clave.

Si el partido de Rivera cambiara de posición y pasara de la abstención al , los socialistas “podrían reconsiderar” su no a la abstención. Con 170 apoyos a la investidura de Rajoy la situación podría cambiar, pero nunca con 137. En ese caso, como dijo Sánchez tras su reunión con Rajoy, “el PSOE formará parte de la solución”. Además, los socialistas rechazan que se celebren unas terceras elecciones, pero las habrá si el líder popular no aumenta sus apoyos con otros partidos.

No al programa del PP

Así, el PSOE no quiere entrar en analizar los contenidos del programa que le ha entregado el PP. Sería contrario a su estrategia. Aunque en una primera aproximación solo ha visto una síntesis del programa popular. Los socialistas se quedan con “el programa [DEL PP]que [EL PP]ha aplicado durante su legislatura, y que tanto sufrimiento ha ocasionado a los ciudadanos de este país”, señalan. Si el PSOE rechaza un Gobierno de coalición con el PP o cualquier colaboración desde fuera es precisamente “por las políticas”.

Los socialistas no intentarán de nuevo una coalición a tres

El PSOE lo intentó en el último minuto, tras cerrar su acuerdo con Ciudadanos: sumar a Podemos a una coalición a tres que pusiera en marcha un “Gobierno de cambio”. Ayer, el diputado socialista y pieza fundamental en el equipo negociador de Pedro Sánchez, José Enrique Serrano, lo descartó por completo porque, explicó, ambos partidos se excluyen entre sí. Ni eso, dijo, ni se está sondeando a los partidos de izquierda para intentar una investidura de Sánchez.

Serrano reconoció que había echado un vistazo al documento propuesto por el PP. “La primera impresión no es muy alentadora”, dijo. Plasma, añadió, el intento de Rajoy de “perseverar en sus políticas” cuatro años más. El exjefe de Gabinete de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero señaló que “cosa distinta es” que el documento enviado por el PP a las fuerzas políticas “pueda servir o no para que otros maticen su actitud” o “modifiquen”
la postura que tienen a día de hoy ante una investidura de Rajoy.

“Hoy no tenemos nada más que eso”, concluyó Serrano. “Si en los próximos días o semanas cambia ese panorama, quizás Rajoy esté en condiciones de alcanzar esa investidura”.¿Podría el PSOE acabar absteniéndose?, se le preguntó. Hoy el partido no encuentra motivos para ello, dijo. “Lo que va a pasar dentro de unos días o semanas no lo sé”.

Más información