Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder de Manos Limpias ordena no recurrir el fallo del ‘caso Nóos’

Miguel Bernad da instrucciones desde la cárcel para que sea revocado el poder otorgado por su sindicato a la abogada López Negrete

Caso Noos Ampliar foto
La abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, el pasado 15 de abril. EFE

El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, no quiere que se recurra la sentencia sobre el caso Nóos y ha dado instrucciones para que se inicien los trámites tendentes a apartar del asunto a la abogada Virginia López Negrete, personada en las diligencias en nombre de este sindicato, según afirman fuentes jurídicas del entorno de Bernad. Sea cual sea el resultado de la sentencia que debe dictar ahora la Audiencia de Palma de Mallorca sobre la Infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin (el juicio acabó en junio), la intención de Bernad es no recurrirla. La infanta ha tenido que sentarse en el banquillo del caso Nóos a instancias de la acción popular encarnada por López Negrete en nombre de Manos Limpias, ya que la fiscalía no formuló acusación contra ella y entendió que no debía ser imputada.

Bernad se halla en prisión por orden del juez Santiago Pedraz desde el pasado abril, junto al presidente de la asociación Ausbanc, Luis Pineda, por su supuesta implicación en la denominada Operación Nelson (una trama de extorsión que habría utilizado Pineda para exigir dinero a bancos y empresarios a cambio de publicidad para sus medios y beneficios judiciales). 

Uno de los motivos para apartar ya del caso Nóos a López Negrete es que la letrada ha cometido “deslealtad” con Manos Limpias 

Bernad, que ha sufrido un desprendimiento de retina en prisión, desea obtener la libertad provisional, que ya ha pedido al juez, para acudir cuanto antes al notario y revocar el poder para pleitos que otorgó para el caso Nóos a López Negrete. Además, se siente “víctima de la codicia de otros” y está dispuesto a acudir de nuevo ante Pedraz "y contarle todo lo que sabe de este asunto", siempre según las citadas fuentes.

Uno de los motivos para apartar ya del caso Nóos a López Negrete es que la letrada ha cometido “deslealtad” con Manos Limpias. Tras saltar el escándalo de Ausbanc, la abogada pidió al juez Pedraz personarse como perjudicada en la causa contra Manos Limpias y Ausbanc, pero el magistrado rechazó su pretensión e incluso ha dejado entrever en un auto que ella misma puede acabar como investigada en la causa.

Bernad quiere salir de prisión para contar al juez lo que sabe de Ausbanc y revocar cuanto antes el poder a la letrada

Fuentes policiales aseguran que el análisis de los ordenadores, mensajes y demás documentación decomisada al presidente de Ausbanc tras su detención e ingreso en prisión ha aflorado correos entre López Negrete y Pineda que supuestamente acreditan que la letrada “no era ajena” a las extorsiones que perpetró Pineda con entidades bancarias y empresarios a cambio publicidad y de retirar procesos judiciales.

Manos Limpias funciona como una asociación, sometida a una asamblea de socios, pero desde hace años el único cargo real existente es el de secretario general, que ostenta Bernad. Carece de presidente y vicepresidente (ambos fallecidos) y en la actualidad "no tiene ni socios”, agregan estos medios. La familia directa de Bernad, sus dos hijos, esposa y su madre, de 104 años, quieren que, cuando salga de la cárcel, se aparte por completo de Manos Limpias y liquide el sindicato. Y él está de acuerdo, lo que supondría finiquitar decenas de personaciones en causas de corrupción en juzgados de todas las comunidades autónomas que aún siguen activas.

Tras el ingreso en prisión de Bernad, abogados colaboradores de Manos Limpias en esos pleitos se han retirado unilateralmente de ellos y en este momento carecen de letrado, pese a que Manos Limpias sigue personada como acción popular y en muchos casos fue su denuncia la que activó el proceso judicial.